Agencia AP.11 febrero
Esta desgarradora imagen ayudó a poner fin al conflicto en Vietnam. AP / Nick Ut
Esta desgarradora imagen ayudó a poner fin al conflicto en Vietnam. AP / Nick Ut

Kim Phuc, conocida como “La Niña del Napalm" por salir en una foto icónica de la Guerra de Vietnam de 1972, recibirá un premio de 10.000 euros (11.350 dólares, casi ¢7 millones) en Alemania por su trabajo por la paz.

Los organizadores del dremio Dresden dicen que la mujer de 55 años, que ahora vive en Canadá, será honrada el lunes por su apoyo a la UNESCO y a los niños heridos en la guerra, y por hablar públicamente contra la violencia y el odio.

"Cuando estoy sola, evito la imagen. Pero sé que me permite trabajar por la paz, y esa es mi visión”, había asegurado en una entrevista previa Phuc, a quien después de la guerra hospitalizaron durante 14 meses para someterla a 17 operaciones de injertos de piel.

“Los niños estábamos escondidos en un templo budista cuando oímos la llegada de los aviones. Escuché cuatro explosiones. Bum, bum, bum... Luego las llamas del napalm (un tipo de combustible) lo envolvieron todo”, añadió.

“Fue una foto de guerra, pero quiero que ahora la gente la vea como una foto de paz”, Kim Phuc, la Niña de Napalm.

Entre los ganadores anteriores del galardón se encuentran el exlíder soviético Mikhail Gorbachev y la activista estadounidense de derechos civiles Tommie Smith.

Phuc tenía 9 años cuando un avión vietnamita de las fuerzas del sur lanzó bombas de napalm en su aldea, creyendo que albergaba a las tropas enemigas del norte.

Kim Phuc y Nick UT se han mantenido cercanos desde entonces. Foto: El Mundo de España
Kim Phuc y Nick UT se han mantenido cercanos desde entonces. Foto: El Mundo de España

La escena de Phuc llorando y corriendo por un camino, desnuda y con quemaduras en todo su cuerpo, fue captada por el fotógrafo Nick Ut, de The Associated Press, imagen por la que le dieron un premio Pulitzer en 1973.

“Vi caer las bombas y me puse a hacer fotos como una ametralladora. Pasó una madre con un niño muerto en sus brazos y la fotografié durante unos segundos. Y luego vi a un grupo de niños acercarse gritando", contó el fotógrafo en 2015 en declaraciones recogidas por El Mundo de España.

“Cuando la vi pasar a mi lado, con la piel de la espalda quemada, dejé mi cámara y le vertí mi cantimplora sobre las heridas. Un periodista de la BBC la cogió en sus brazos y juntos la llevamos a un hospital. Ella gritaba: ‘Me muero, me muero’. Yo iba enseñando mi acreditación de prensa en todos sitios para que nos permitieran llegar. Iba rezando en el coche. Y hubo suerte", añade Nick que desde la foto se ha mantenido muy cerca de Kim Phuc.