Internacionales

Bebé más pequeña del mundo: pesó al nacer lo mismo que una manzana

Una complicación de la mamá hizo que la chiquita naciera con solo 23 semanas y tres días de gestación

Escuchar este artículo

La mayoría de los embarazos duran de 37 a 42 semanas, pero hay excepciones.

En la lista de lo inusual se encuentra un caso que se presentó en California, Estados Unidos, cuando una madre dio a luz a su hija con solo 23 semanas y tres días de gestación en el 2018.

La mujer sufría preeclampsia (complicación del embarazo caracterizada por una presión arterial elevada) y el parto fue en el hospital Sharp Mary Birch, de San Diego.

A cargo estuvo el neonatólogo Paul Wozniak, quien habló con el medio The Washington Post acerca de la tremenda sorpresa que se llevó al momento de conocer a la recién nacida:No puedo creer lo pequeña que es, dijo entonces.

“A modo de comparación, al nacer tenía aproximadamente el mismo peso que una manzana grande o una caja de jugo para niños”, explicó Trisha Khaleghi, funcionaria del hospital.

Apodada “Saybie” por los médicos y las enfermeras que la recibieron, nació con un peso aproximado de 245 gramos, aunque los doctores habían calculado, como mínimo, unos 400 gramos. O sea, era mucho más pequeña de lo esperado.

Un día aterrador

En un video publicado el 29 de mayo de 2019 en el canal de YouTube ‘Sharp HealthCare’, del centro médico donde fue el parto, la madre de la niña habló sobre su difícil proceso desde el día que dio a luz: Fue el día más aterrador de mi vida. Me sentí muy incómoda y pensé que tal vez eso era parte del embarazo”.

La ginecóloga Dana Chortkoff aseguró que, después de saber que tenía preeclampsia, le sugirieron a la madre parir lo antes posible para que su hija se salvara. Sin embargo, la mujer se negaba, dijo que tenía miedo de que no sobreviviera por tener únicamente 23 semanas.

El neonatólogo dijo que al momento de que ‘Saybie’ nació tuvo muchas dificultades, por lo que era primordial colocarle un tubo de respiración. Sin embargo, los equipos del centro médico eran muy grandes para el tamaño de la niña, por lo que el equipo de salud tuvo que cortar uno de los tubos para poder utilizarlo sin inconvenientes.

Los doctores y enfermeras cuidaron de la salud de la recién nacida para que pudiera mejorar. Eso sí,algunos no estaban seguros de que pudiera seguir con vida.

“Simplemente nos sentamos junto a su cama las primeras seis horas. Pensé que sus posibilidades de lograrlo probablemente no eran buenas. Le dije a la gente cada hora que los actualizaría, pero era muy probable que muriera”,dijo Wozniak.

Pocas esperanzas

La madre comentó que los médicos habían asegurado tan solo una hora de vida para la niña, aunque el tiempo fue pasando y ya no eran dos ni tres; completó una semana y fue su salud mejorando.

Tiempo después del nacimiento de la pequeña y con la mejoría que estaba mostrando, los papás pudieron llevarla a casa. Cuando alcanzó las seis libras de peso fue un motivo de alegría para todos.

Tiempo al tiempo. Paul Wozniak comentó en ‘The Washington Post’: “Los bebés prematuros, especialmente los que nacen tan pronto como ‘Saybie’, pueden desarrollar problemas de visión leves, problemas de motricidad fina, retrasos en el lenguaje u otras dificultades en el aprendizaje, que no siempre aparecen hasta que los bebés tienen edad escolar”.

De acuerdo con el registro de los bebés más pequeños de la Universidad de Iowa, ‘Saybie’ se encuentra en el primer lugar, seguida por una niña de Alemania que nació en 2015 con un peso de 252 gramos.

Hoy en día, a pesar de ser pequeña para su edad, “Saybie” continúa adelante con pocos problemas médicos conocidos. Ahora vive en su casa con su familia en California.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.