Redacción .24 octubre, 2017

Una broma de Halloween generó una persecución policial en el estado de Tlaxcala, en México, informó este lunes el diario digital "El Sol de México".

La broma hizo pasar un mal rato al conductor del carro y a la policía. Foto: Captura de pantalla
La broma hizo pasar un mal rato al conductor del carro y a la policía. Foto: Captura de pantalla

El curioso hecho ocurrió este domingo cuando el dueño de un carro decidió pasarse de gracioso y poner una mano colgando de la cajuela de la nave, la cual daba a entender que había un cuerpo dentro en la parte trasera del carro.

Una persona, de forma anónima, que vio la mano, se asustó y avisó al 911 por lo que la policía lo logró localizar cerca de San Benito, en Xaltocan.

Una vez detenido los oficiales se dieron cuenta que la mano era de plástico por lo que la versión del dueño del carro era cierta cuando aseguró que él mismo la puso por motivo de la celebración del Día de los Muertos y de Halloween.

Los oficiales, aunque no pudieron prohibirle al conductor que anduviera la mano ahí porque él tiene derecho a ponerle lo que quiera a su propiedad, si le recomendaran que mejor lo evitara para no alarmar a más personas.