El Mercurio/GDA/Chile.27 diciembre, 2019

Aunque la calvicie es una condición que acompaña al ser humano desde hace mucho tiempo, en los últimos años ha habido un incremento de investigaciones dirigidas a combatirla y darle una oportunidad a los calvos de volver a peinarse.

Diferentes técnicas y protocolos, entre los que destaca la inyección intracapilar de células madre ha mostrado buenos resultados.

Así se observa en estudios experimentales realizados en el extranjero y en Chile. A nivel local, se están usando células madre extraídas del cordón umbilical, que entre sus ventajas está que no generan rechazo.

“Estas células son capaces de controlar fenómenos inflamatorios, que están asociados a la pérdida de cabello”, explica Jorge Vergara, biólogo molecular de la U. de Chile e investigador de VidaCel, el mayor banco público de células madre de cordón en el país.

Junto a la doctora Bárbara Castro, cirujano de la U. del Desarrollo y especialista de la Clínica Terré, iniciaron este año un protocolo de tratamiento que ha sido aplicado en alrededor de 70 pacientes, de ambos sexos, con 95% de efectividad.

Célula madre neural normal
Célula madre neural normal

“En una primera sesión aplicamos inyecciones de plasma rico en plaquetas en el cuero cabelludo, para mejorar la irrigación de la zona y el crecimiento de vasos sanguíneos. Al cabo de dos semanas, inyectamos células madre en el mismo lugar”.

Con esto han conseguido que, al cabo de un par de meses, el pelo deje de caerse, “se fortalezca y se vea una mayor densidad”, precisa la doctora Castro. El método se ha probado en varios tipos de alopecia, sin contraindicaciones ni efectos secundarios. La idea es realizar una evaluación dentro de un año.

En países como Estados Unidos, se están estudiando terapias similares, pero con células autólogas; es decir, obtenidas del tejido graso del mismo paciente. El objetivo es obtener nuevas formas de tratamiento contra la calvicie y que puedan utilizarse como alternativa o complemento a lo ya disponible.

Una de esos tratamientos son las inyecciones de plasma rico en plaquetas. Si bien favorece el crecimiento de cabello, “no repara células dañadas en la zona, lo que sí hacen las células madre”, precisa Vergara.

21/01/16. Tibás, GN Medios. Fotos ilustrativas sobre la caída del cabello. Fotos Melissa Fernández Silva
21/01/16. Tibás, GN Medios. Fotos ilustrativas sobre la caída del cabello. Fotos Melissa Fernández Silva

El uso de fármacos es una de las opciones más extendidas, como dutasterida y finasteride, drogas antiandrógenos. Son pastillas de uso diario que bloquean el paso de las hormonas asociadas a la caída del pelo.

Científicos de la U. de Manchester (Reino Unido) podrían haber dado con un fármaco que, si bien inicialmente diseñado para tratar la osteoporosis, sería capaz de estimular el crecimiento de los folículos pilosos humanos.

“El hecho de que este nuevo agente (llamado WAY-316606), que nunca había sido considerado en el contexto de la pérdida capilar, promueva el crecimiento del pelo humano es muy interesante por su potencial a futuro”, dice el doctor Nathan HawkShaw, a cargo del estudio.

Un recurso más extremo, y costoso, es el trasplante de pelo. Si bien puede tener buenos resultados, su efectividad no se garantiza a todos los pacientes.