Agencia AP.19 marzo

Un grupo de vehículos municipales se estacionó en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Guayaquil, Ecuador, para impedir el aterrizaje de un avión de la aerolínea Iberia, procedente de Madrid.

La alcaldesa de la ciudad, Cinthya Viteri, se hizo responsable de la maniobra y dijo que buscaba proteger a los habitantes del ingreso de personas que pudieran estar infectadas con el nuevo coronavirus.

La fiscalía de Ecuador, en su cuenta de Twitter, informó que inició una investigación por esta situación.

El hecho ocurrió el miércoles y las imágenes de los vehículos y del avión en proceso de aterrizaje se hicieron virales en las redes sociales. El jueves Viteri explicó lo siguiente en un video: “asumo la responsabilidad de haber mandado los vehículos del municipio a impedir que el avión aterrizara aquí".

“Venía nada más y nada menos de Madrid, con 11 tripulantes, los cuales se iban a quedar en la ciudad de Guayaquil en un hotel hasta poder despegar el viernes de esta semana. ¿Cómo es posible que iban a permitir que hoy aterrice el avión para que se queden en la ciudad de mayor grado de coronavirus?”, dijo.

Poco después la alcaldesa informó que dio positivo al COVID-19, a pesar de lo cual seguirá al frente de la gestión de Guayaquil, capital de la provincia de Guayas, donde se encuentran 187 de los 260 contagiados en Ecuador.

El avión se desvió a Quito, donde sí pudo aterrizar.
El avión se desvió a Quito, donde sí pudo aterrizar.

El avión había sido enviado para recoger a 170 europeos que quedaron varados en Guayaquil, pero tuvo que desviarse a Quito, donde pudo llegar sin problemas.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, expresó: “lo sucedido vulnera la ley de aviación civil, las normas internacionales de vuelos humanitarios. Es un hecho lamentable y pone al país en una situación compleja ante las buenas relaciones que tiene Ecuador con los países europeos”.

Ecuador también registra 746 personas en cerco epidemiológico y cuatro fallecidos.