Por: AFP .   2 junio
La gente hace fila en las afueras de los hospitales para saber cómo están sus familiares. (Photo by INTI OCON / AFP)

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el martes que la trasmisión de covid-19 en Nicaragua “está muy difícil de controlar” y respaldó el llamado de gremios médicos del país a adoptar urgentemente una cuarentena para frenar los contagios.

"La situación en Nicaragua es muy preocupante", dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OPS, Ciro Ugarte, durante la videoconferencia informativa semanal de la OPS, la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El incremento del número de casos y de fallecimientos reportados por fuentes oficiales y no oficiales demuestran que la transmisión comunitaria está en una situación muy difícil de controlar”, agregó.

Ugarte instó a las autoridades a aplicar de inmediato las medidas de distanciamiento social recomendadas “para salvar vidas”, subrayando que la OPS ha venido urgiendo a Nicaragua a hacerlo desde hace varias semanas.

"Llamamos otra vez a las entidades publicas y privadas para que implementen de inmediato esas medidas", dijo.

Ugarte dijo que la OPS apoya el pedido de una treintena de asociaciones médicas en Nicaragua, que el lunes instaron a la población a “iniciar con urgencia una cuarentena de forma voluntaria que ayude a reducir el impacto” de la COVID-19.

Este filón es en el Hospital Alemán-Nicaragüense. (Photo by INTI OCON / AFP)

"Coincidimos con esa medida", dijo Ugarte.

Además, insistió en que las autoridades deben informar de manera “totalmente transparente” el número de casos y fallecimientos en el país.

“Esa es la única manera de poder controlar la pandemia en Nicaragua”, dijo, pidiendo asimismo protección para el personal médico.

El gobierno de Daniel Ortega ha dicho que la pandemia "está bajo control", y ha rechazado establecer medidas restrictivas "extremas", como cerrar negocios o paralizar el transporte público, por considerar que debilitarían la economía.

Nicaragua, el segundo país más pobre de América Latina y con 6,2 millones de habitantes, registra 759 casos y 35 muertos por COVID-19, según cifras oficiales.

Pero la ONG Observatorio Ciudadano señala al menos 3.725 contagios y 805 fallecidos.