Agencia AP.26 marzo
Varios puertos se habían negado a atender el crucero. AFP
Varios puertos se habían negado a atender el crucero. AFP

El crucero Zaandam, que viaja por el Pacífico con decenas de pasajeros y tripulantes con síntomas de influenza, será abastecido sobre la Bahía de Panamá con suministros médicos que llegarán en otro buque proveniente de Estados Unidos.

La Autoridad Marítima de Panamá informó que la operación fue solicitada como apoyo humanitario para las personas que viajan en el crucero.

El barco, operado por la empresa Holland America Line, será abastecido por el buque Rotterdam, de la misma compañía, y que llegará procedente del puerto de San Diego.

El crucero, que tenía en su itinerario cruzar por el Canal de Panamá, arribaría a aguas panameñas este viernes.

El barcote viaja hacia Fort Lauderdale, Florida. AFP
El barcote viaja hacia Fort Lauderdale, Florida. AFP

Las medidas sanitarias de Panamá establecen que todo buque o crucero, sin excepción, deber ser inspeccionado por el Ministerio de Salud para determinar si cuenta con las condiciones sanitarias para seguir su tránsito. Si no las cumple, nadie puede embarcar o desembarcar.

Para cruzar el Canal las embarcaciones deben ceder el control de mando a los pilotos del Canal, que son quienes que guían la nave en su travesía por la vía interoceánica.

La ministra de Salud dijo que si un buque lleva pasajeros con síntomas respiratorios nadie puede desembarcar.

El Zaandam lleva 1.243 pasajeros y 586 tripulantes y ha reportado más de 70 personas con síntomas de gripe a bordo.

En su sitio en internet la empresa dijo que debido a que todos los puertos a lo largo de la ruta de Zaandam están cerrados para cruceros, otro de sus buques llevará suministros al crucero, entre ellos, pruebas para detectar el COVID-19.

La entrega de los suministros se hará de “barco a barco” informó la Autoridad Marítima de Panamá. Agregó que el Departamento de Sanidad Marítima del Ministerio de Salud ha concluido que la operación no representa riesgo alguno para la población panameña toda vez que se realizará a más de ocho millas de distancia de tierra firme y no involucrará a personal ni empresas nacionales.

La pandemia global ha infectado al menos a más de 495.000 personas y causado la muerte a más de 22.000 en todo el mundo.