Por: Francesca Chinchilla.  Hace 3 días

Una diputada en Rusia encendió la polémica al solicitarle a las mujeres rusas que evitaran tener sexo con extranjeros no blancos durante el Mundial.

¿El objetivo? Evitar que se conviertan en madres solteras de niños mestizos que, según ella, sufrirán discriminación en el país más grande del mundo.

El fenómeno de los “niños de los juegos olímpicos”, que se celebraron en Moscú en 1980, momento en que la anticoncepción no estaba ampliamente disponible en el país, fue tomado como referencia por Tamara Pletnyova, jefa del comité de familias, mujeres y niños del parlamento ruso.

Miles de aficionados viajaron a Moscú para la inauguración del Mundial. / AFP PHOTO / Ozan KOSE
Miles de aficionados viajaron a Moscú para la inauguración del Mundial. / AFP PHOTO / Ozan KOSE

“Estos niños (mestizos) sufren y han sufrido desde la época soviética”, aseguró Pletnyova durante una entrevista en la emisora de radio Govorit Moskva.

En 1980, luego de los juegos olímpicos, nacieron cientos de niños de madres rusas y padres de América Latina, Asia o África y se cree que muchos de ellos fueron discriminados.

“Una cosa es si son de la misma raza pero otra muy distinta si son de una raza diferente. No soy una nacionalista, pero sin embargo sé que los niños sufren. Son abandonados por sus padres, y eso es todo, se quedan aquí con mamá”, dijo la política en unas polémicas declaraciones. Y después aclaró que le gustaría que los ciudadanos rusos se casasen “por amor, independientemente de su origen étnico”.

En la misma cadena de radio, otro político advirtió que los fanáticos de otros países podrían llevar virus para infectar a los rusos. Además, pidió no tener tanta interacción ya que los extranjeros podrían llevar sustancias ilícitas ilegales.