AFP .3 enero
Papá e hija andaban en la montaña. Foto: wect.com
Papá e hija andaban en la montaña. Foto: wect.com

Una niña de nueve años y su padre murieron esta semana cuando un grupo de cazadores los confundieron con venados durante una excursión de cacería en los bosques del sureste de Estados Unidos, informaron las autoridades.

Kim Drawdy, de 30 años, y su hija Lauren, de 9, fueron baleados por otro cazador en la tarde del miércoles cerca de la pequeña ciudad de Walterboro, en Carolina del Sur.

Cuatro cazadores estaban tratando de dirigir a los venados hacia una determinada zona. Pero les dispararon a Drawdy y a su hija cuando "los confundieron con venados", informó el Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur (SCDNR).

Ambos murieron a causa de sus heridas.

En la mira

El Departamento de Recursos Naturales está investigando el incidente, añadió la institución, sin ofrecer más detalles.

Durante el año 2019, en este mismo estado ocurrieron tres muertes en 16 accidentes de cacería, dijo Kaley Lawrimore, portavoz del SCDNR.

Once de estos accidentes involucraron armas, de los cuales dos resultaron en muertes.

Los otros cinco fueron caídas u otras circunstancias, de los cuales uno de los afectados falleció, detalló la portavoz a la AFP.