.24 mayo
This image provided by NASA shows Hurricane Florence from the International Space Station on Wednesday, Sept. 12, 2018, as it threatens the U.S. East Coast. Hurricane Florence is coming closer and getting stronger on a path to squat over North and South Carolina for days, surging over the coast, dumping feet of water deep inland and causing floods from the sea to the Appalachian Mountains and back again. (NASA via AP)
This image provided by NASA shows Hurricane Florence from the International Space Station on Wednesday, Sept. 12, 2018, as it threatens the U.S. East Coast. Hurricane Florence is coming closer and getting stronger on a path to squat over North and South Carolina for days, surging over the coast, dumping feet of water deep inland and causing floods from the sea to the Appalachian Mountains and back again. (NASA via AP)

Los pronósticos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) apuntan a que la actividad ciclónica durante la temporada de huracanes que se avecina será normal.

Gerry Bell, del Centro de Predicciones de la NOAA, explicó a través de un vídeo publicado en YouTube,que prevén la formación de nueve a 15 tormentas con nombre en el océano Atlántico, y de esa cantidad, entre cuatro y ocho podrían convertirse en huracanes.

Se espera igualmente que dos a cuatro de esos huracanes se desarrollen como ciclones categoría 3 o niveles superiores.

Cada año los huracanes dejan millones de dólares en pérdidas. Foto: AP
Cada año los huracanes dejan millones de dólares en pérdidas. Foto: AP

Aunque a principios de esta semana se formó la tormenta tropical Andrea, la temporada de huracanes en el Atlántico oficialmente comienza el sábado, 1 de junio, y se extiende durante seis meses.

“En general, las perspectivas de este año reflejan factores climáticos competitivos. Se espera que (el fenómeno) El Niño, en curso, ayude a controlar la actividad”, indicó el funcionario.

La probabilidad de que la temporada sea normal asciende a un 40%, mientras que “existe un 30% de que sea por encima de lo normal o por debajo de lo normal”, según el funcionario de la NOAA.