Internacionales

Fue secuestrada en 2007 y al fin se reencontró con su mamá

Jacqueline Hernández logró ponerse en contacto con Angélica Vences-Salgado por medio de las redes sociale

Una joven de Florida, secuestrada presuntamente por su padre en 2007, cuando tenía seis años, se reencontró con su mamá en la frontera entre Estados Unidos y México después de ponerse en contacto con ella por medio de las redes sociales, informó la policía.

La madre, Angélica Vences-Salgado, recibió el 2 de setiembre un mensaje de una persona que decía ser su hija, Jacqueline Hernández, indicó en un comunicado la policía de su ciudad, Clermont, en el centro de Florida.

La autora del mensaje le explicó a Vences-Salgado que estaba en México y que quería reunirse con ella el 10 de setiembre en un paso fronterizo entre ese país y Texas, en el sur de Estados Unidos.

La madre informó a la policía, y las fuerzas de seguridad se pusieron manos a la obra para localizar a la presunta víctima y confirmar su identidad.

Sí era ella

El 10 de setiembre, las autoridades interceptaron a Angélica y la joven tras descubrir que ambas estaban en el puesto fronterizo de Texas.

Tres horas después, las fuerzas de seguridad pudieron confirmar la identidad de la joven de 19 años: era Jacqueline Hernández. Madre e hija se reencontraron al fin tras casi 14 años separadas.

La niña había sido secuestrada presuntamente por su padre, Pablo Hernández, en Clermont, el 22 de diciembre de 2007, según una orden de arresto emitida entonces.

La policía de esa ciudad publicó el lunes una foto de la joven y su madre. Las dos se abrazan mientras miran la cámara.