AFP .16 abril
Los reos ahora estarán en sus casas. Foto: AFP.
Los reos ahora estarán en sus casas. Foto: AFP.

El gobierno de Nicaragua anunció este martes que 636 reos “comunes”, saldrán de prisión y pasarán a arresto domiciliario por las festividades de Semana Santa, entre los que figuran sólo 13 de los cientos de opositores detenidos por participar en las protestas antigubernamentales.

Esto quiere decir que la mayoría de los que “conocerán” la libertad, son mayormente, personas que no participaron en las protestas.

“En ocasión de Semana Santa, y promoviendo la unidad familiar, 636 personas presas recluidas en los distintos establecimientos penitenciarios serán beneficiadas con el régimen de convivencia en familia”, indicó el Ministerio de Gobernación en un comunicado.

Esta modalidad permite a los prisioneros con penas menores concluir su condena de arresto en sus casas.

Entre los excarcelados hay 13 opositores detenidos por apoyar las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, afirmó la presidenta del Comité Pro Liberación de Presos Políticos (CPLPP), Brenda Gutiérrez, en rueda de prensa.

Gutiérrez explicó que estos detenidos son considerados presos "comunes" por el gobierno, pero sus familiares aseguran que fueron detenidos por asistir a las marchas opositoras.

"El gobierno está jugado, está haciendo trampa", dijo a la AFP Lylliam Ruiz, miembro del Comité, en alusión a la decisión del ejecutivo de incluir opositores en las listas de presos comunes.

La oposición calcula que cerca de 800 personas están detenidas por participar en las protestas contra el gobierno de Ortega, mientras que las autoridades solo reconocen a 350.

La crisis en Nicaragua ha dejado poco más de 325 muertos. Fot: AFP.
La crisis en Nicaragua ha dejado poco más de 325 muertos. Fot: AFP.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) trabaja con las partes para consensuar el número de opositores presos.

El gobierno de Ortega se comprometió en marzo a liberar a “todos” los manifestantes en las negociaciones que mantiene con la oposición.

La verdad es que "el gobierno no tiene voluntad de sacar" a los opositores de la cárcel, afirmó a la AFP Sara Oporta, miembro del CPLPP.

Oporta considera "una burla" que el gobierno excarcele a tantos presos comunes y deje a los manifestantes tras las rejas.

“Si liberó a tantos presos comunes ahora ¿por qué no va a poder liberar a los políticos?”, agregó Ruiz.

El gobierno informó que los prisioneros comunes excarcelados este martes estaban recluidos en ocho cárceles del país y serían entregados a sus familiares con actividades recreativas y cultos religiosos.

Entre diciembre y febrero pasado el gobierno ya había efectuado dos excarcelaciones de reos comunes que beneficiaron a 2.908 personas.