AFP .11 enero

En un giro espectacular, Irán reconoció este sábado que el avión de Ukraine International Airlines que se estrelló el miércoles con 176 personas a bordo fue abatido por un misil iraní disparado por “error”, ante lo cual la Agencia europea de seguridad aérea recomendó evitar el cielo iraní hasta nueva orden, en medio de grandes tensiones regionales.

El presidente iraní, Hasan Rohani, dijo que una investigación interna de las Fuerzas Armadas concluyó que lamentablemente, misiles disparados por un error humano, derribaron el Boeing 737, considerándolo “imperdonable”.

Con velas recuerdan a una de las víctimas que viajaba en el avión. (AP Photo/Ebrahim Noroozi)
Con velas recuerdan a una de las víctimas que viajaba en el avión. (AP Photo/Ebrahim Noroozi)

El guía supremo iraní, Alí Jamenei, presentó sus condolencias a las familias de las víctimas y ordenó a las fuerzas armadas remediar cualquier negligencia para que no se repita un desastre de este tipo.

Según la agencia de prensa Fars, Jamenei fue advertido el viernes de que un error humano causó la catástrofe y entonces dio la orden de revelar la verdad.

Este reconocimiento se produce después de que las autoridades iraníes negaran tajantemente durante varios días las informaciones de varios países occidentales que estimaban que el avión había sido alcanzado por un misil.

El avión se estrelló en un campo agrícola en el oeste de Teherán poco después de despegar del aeropuerto internacional con destino a Kiev.

El inicio del vuelo coincidió prácticamente con el disparo de una andanada de misiles contra bases iraquíes que albergan soldados estadounidenses, en respuesta a la muerte del general iraní Qasem Soleimani, el 3 de enero, en un ataque con dron estadounidense.

En Teherán, la policía dispersó a estudiantes durante una reunión en memoria de las víctimas, en su mayoría iraníes, según la agencia local Fars. Gritaron consignas contra el régimen, según la televisión estatal.

Las pertenencias de los fallecidos han servido de guía para identificarlos. (AP Photo/Ebrahim Noroozi, File)
Las pertenencias de los fallecidos han servido de guía para identificarlos. (AP Photo/Ebrahim Noroozi, File)
Total responsabilidad

El comandante de la sección aeroespacial de los Guardianes de la Revolución iraní, general de brigada Amirali Hajizadeh, asumió la total responsabilidad de la tragedia, según una declaración a la televisión iraní.

"Hubiera preferido morir antes que ser testigo de un accidente semejante", aseguró el militar del ejército ideológico del régimen de los ayatolás, antes de precisar que el misil estalló al lado del avión.

"Era un misil de corto alcance que explotó al lado del avión. Es la razón por la que el avión continuó" su vuelo durante un momento y "explotó cuando tocó el suelo", explicó.

El avión fue derribado porque lo confundieron con un misil. Foto AFP
El avión fue derribado porque lo confundieron con un misil. Foto AFP

Según el militar, un soldado confundió el avión con un misil de crucero y tuvo diez segundos para decidir, ya que no pudo obtener la confirmación de una orden de tiro debido a una “interferencia” en las comunicaciones.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau anunció que pidió a Irán esclarecer las razones de la tragedia y anunció la pronta llegada de investigadores canadienses a Teherán.

La Agencia europea de seguridad aérea recomendó a las compañías europeas evitar sobrevolar a Irán hasta nueva orden. Una nueva evaluación se hará a inicios de la próxima semana.

Objetivo hostil

Ucrania y Canadá pidieron responsabilidades después de que Irán asumiera la autoría de la tragedia.

Los militares fueron los primeros en admitir el error, al asegurar que el avión había sido tomado por un objetivo hostil.

El avión se habría acercado a un centro militar sensible, antes de ser alcanzado por este “error humano”, es decir, por el misil, según las fuerzas armadas.

Rohani aseguró que Irán estaba en alerta máxima por posibles ataques estadounidenses, tras el "martirio" de Soleimani.

"Irán está muy triste por este error catastrófico y, en nombre de la República Islámica de Irán, manifiesto mis condolencias a las familias de las víctimas de esta terrible catástrofe", dijo el presidente.

La mayoría de los pasajeros del vuelo PS752 tenían doble nacionalidad iraní y canadiense, pero también había ucranianos (toda la tripulación), afganos, británicos y suecos.

El presidente de Irán Hasan Rohani aseguró que los culpables del error pagaran. Archivo
El presidente de Irán Hasan Rohani aseguró que los culpables del error pagaran. Archivo
Exigencia de transparencia

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Boris Johnson, calificaron como un paso importante la confesión iraní.

"Está bien que los responsables sean ahora conocidos y creo que todo debe hacerse, conjuntamente con las naciones cuyos ciudadanos (murieron), para hallar soluciones, aclarar de manera exhaustiva y discutir consecuencias", dijo Merkel desde Moscú.

Tras exigir poco antes el castigo a los culpables y compensaciones por parte de Irán, la presidencia ucraniana declaró estar segura de que la investigación será rápida y objetiva.

Irán invitó a Boeing, el fabricante estadounidense del avión, a participar en la investigación, así como a los estadounidenses, los canadienses, los franceses y los suecos a observar los métodos de trabajo que realizan los iraníes.

Como consecuencia del accidente muchas aerolíneas internacionales cancelaron sus vuelos en Irán y evitaron sobrevolar el espacio aéreo iraní.