AFP .8 septiembre
La noticia sorprendió a los fiebres porque Chester estaba pura vida. AP
La noticia sorprendió a los fiebres porque Chester estaba pura vida. AP

¿Pesa una maldición sobre los campeones del mundo sudafricanos de 1995? Con la muerte el viernes a los 49 años del wing Chester Williams, símbolo de la nueva nación construida por Nelson Mandela tras el apartheid, es el cuarto miembro del equipo campeón en Johannesburgo el que se apaga con menos de 50 años.

Williams sufrió una crisis cardíaca en Ciudad del Cabo, donde residía y trabajaba como entrenador de rugby de la Universidad del Cabo-Occidental.

Unas horas antes de su fallecimiento, en un video subido a su cuenta de Twitter, el exjugador sudafricano aparecía sonriente durante una visita a un almacén de distribución de Chester's Lager, su marca de cerveza lanzada la semana pasada.

Las reacciones en el mundo del rugby no se hicieron esperar.

“El anuncio de la muerte de Chester es devastador y duro de creer, ya que él aún era joven y con aparente buena salud”, declaró el presidente de la Federación Sudafricana de Rugby, Mark Alexander.

El término apartheid en lengua afrikaans significa separación y describe la rígida división racial entre la minoría blanca gobernante y la mayoría no blanca, vigente en Sudáfrica hasta las primeras elecciones generales de 1994.

“Chester era un verdadero pionero del rugby sudafricano y sus actuaciones durante la Copa del Mundo de 1995 permanecerán grabadas para siempre en los corazones y en la mente de la gente”, agregó.

“Todos estamos afectados”, afirmó por su parte su antiguo compañero y seleccionador de los Springboks, Rassie Erasmus, desde Japón, donde prepara la Copa del Mundo que arranca el 20 de setiembre.

Muertes precoces y enfermedades raras
Mandela utilizó a la selección de rugby para unir a negros y blancos en Sudáfrica. Tomada de Twitter
Mandela utilizó a la selección de rugby para unir a negros y blancos en Sudáfrica. Tomada de Twitter

A sus 49 años, Chester Williams, único jugador negro del equipo ganador de la final de la Copa del Mundo de 1995 contra los All Blacks neozelandeses (15-12), es el cuarto miembro de aquel grupo que fallece antes de cumplir los 50 años.

Una nueva muerte precoz que relanzará los rumores sobre la preparación médica de aquel equipo.

En julio pasado, James Small, otro wing de los Springboks, falleció a los 50 años también a consecuencia de una crisis cardíaca.

Antes, el medioscrum Joost Van Der Westhuizen había luchado durante seis años contra la enfermedad de Charcot antes de apagarse a los 45 años en febrero de 2017.

También fue víctima de una enfermedad rara Tinus Linee, que apenas resistió unos meses en 2014.

Chester era el único jugador negro del legendario equipo. Tomada de Twitter
Chester era el único jugador negro del legendario equipo. Tomada de Twitter

El tercera línea Ruben Kruger, autor del polémico try contra Francia en semifinales en Durban en 1995, falleció en 2009 a los 39 años debido a un tumor cerebral contraído diez años antes.

Por último, André Venter, conocido como "el Indestructible" se mueve hoy en silla de ruedas. Este coloso de 1 metro y 95 centímetros y 103 kilos, internacional en seis ocasiones entre 1996 y 2001, padece una mielitis transversa, una inflamación en la médula espinal que afecta a una persona por cada millón.

Pero, ¿tiene una cara sombría la historia del equipo victorioso liderado por François Pienaar, llevada al cine por el director estadounidense Clint Eastwood en 'Invictus'?.

Los principales interesados a menudo niegan haber tomado productos dopantes, mientras la Federación Sudafricana implantó sus primeros controles a partir de 1992.

“La mayoría de los jugadores tendían la mano cuando el médico del equipo hacía circular la caja con píldoras antes de los partidos”, escribió el capitán de la época François Pienaar, en su autobiografía publicada en 1999, ‘Rainbow Warrior’ (‘El guerrero del arcoíris’).

Esta foto se le tomó Chester el día que murió, estaba con toda la pata. Tomada de Twitter
Esta foto se le tomó Chester el día que murió, estaba con toda la pata. Tomada de Twitter