.14 marzo

París, Francia

AFP

“A medida que envejezco estoy más convencido que nunca de que no estamos solos”, dijo en 2016 sobre la posibilidad de vida fuera del planeta Tierra./ AFP
“A medida que envejezco estoy más convencido que nunca de que no estamos solos”, dijo en 2016 sobre la posibilidad de vida fuera del planeta Tierra./ AFP

“Si los extraterrestres nos visitan alguna vez, creo que el resultado sería parecido a cuando Cristóbal Colón llegó por primera vez a América, lo que no salió muy bien para los nativos americanos”.

La advertencia la hizo el genio inglés Stephen Hawking, quien falleció este martes.

“A medida que envejezco estoy más convencido que nunca de que no estamos solos”, dijo en 2016 sobre la posibilidad de vida fuera del planeta Tierra.

En un documental llamado “Los lugares favoritos de Stephen Hawking”, el célebre físico realizó un viaje espacial virtual, donde recorrió el Universo y tocó el tema alienígena.

En ese viaje, Hawking se detuvo en el exoplaneta Gliese 832c, a 16 años luz de la Tierra, y destacó: “El proyecto Breakthrough Listen escaneará más de un millón de estrellas cercanas en busca de signos de vida, pero yo sé exactamente dónde empezar a buscar. Un día podríamos recibir una señal procedente de un planeta como Gliese 832c, pero debemos tener mucho cuidado de no responder. Si lo hacemos, podrían ser mucho más poderosos que nosotros y nos darán el valor que nosotros damos a las bacterias”.

El astrofísico falleció la madrugada de este miércoles tras permanecer décadas postrado en una silla de ruedas y con respirador artificial, sufría la enfermedad degenerativa de Charcot.

El británico dejó sombrías predicciones para la humanidad. En el 2010 afirmó en una serie televisiva de ‘Discovery Channel’ que los extraterrestres “casi seguramente existen” y aconsejó que los humanos eviten mantener el contacto con ellos.

”Algunos extraterrestres evolucionados podrían haberse convertido en nómadas y tener intención de colonizar los planetas a los que llegaran”, dijo, y comparó la hipotética situación con la llegada de Cristóbal Colón a América, “algo que no resultó positivo para los nativos”.

Pocas personas entendieron sus teorías y su “Breve historia del tiempo”, pero su personalidad fuera de lo común y su pasión por la ciencia ficción lo convirtieron en un símbolo de la cultura pop.

Con su silla de ruedas y su sintetizador de voz, Hawking ocupa el mismo lugar en el imaginario popular que Albert Einstein, cuyo cabello en desorden simboliza la imagen misma del “científico loco”.

Hawkings fue mencionado en juegos de video, apareció en series, como The Big Bang Theory, en donde se interpretó a sí mismo. Su vida fue también llevada a la gran pantalla en tres películas biográficas.

“Se puso a sí mismo en escena ya que quería que las ciencias sean accesibles y atractivas. Interpretar un rol en una serie de televisión hacía parte de su deseo de vulgarización”, explica Marjolaine Boutet, historiadora de la Universidad francesa Jules Verne y especialista en series de televisión.

“Interpretaba su rol totalmente consciente de quién era, nunca se dejó abatir por la enfermedad o la discapacidad. Era la encarnación de la fuerza del intelecto”, analiza esta investigadora.

Unos meses después de la publicación de su best-seller de vulgarización científica “Breve historia del tiempo” en 1988, Stephen Hawking comenzó a aparecer en programas de televisión y se convirtió en una estrella de la ‘cultura geek’, los locos por la tecnología y las compus.

Se interpretó a sí mismo en un episodio de la serie Star Trek en 1993 (donde juega al póker con hologramas de Einstein y de Isaac Newton). Apareció también en varios episodios de los Simpson, en el que lo presentan como “el hombre más inteligente del mundo” y en Futurama.

“Participó varias veces en los Simpson, a pesar de que un sintetizador de voz habría sido suficiente, pero aparecía en los créditos”, señala Bruce Benamran, un reconocido youtuber especializado en ciencias.

Para Benamran, la popularidad del astrofísico se explica también por el campo que estudiaba: “los agujeros negros, el origen del universo, el big bang... Son todos temas que fascinan a la gente”.

La popularidad del astrofísico se explica también por el campo que estudiaba: “los agujeros negros, el origen del universo, el big bang... Son todos temas que fascinan a la gente. AFP
La popularidad del astrofísico se explica también por el campo que estudiaba: “los agujeros negros, el origen del universo, el big bang... Son todos temas que fascinan a la gente. AFP

“Si por ejemplo se hubiera distinguido en genética y no en cosmología, su historia de un intelecto que triunfa contra la adversidad quizás no habría tenido la misma resonancia en el mundo”, estima el astrofísico Martin Rees, colega de Stephen Hawking en la universidad de Cambridge.

“El concepto de esa mente prisionera (de su cuerpo) que explora el cosmo marcó la imaginación de la gente”, agrega.

Además, “era fácil de identificarlo físicamente debido a su enfermedad” y era visto como “un superhombre porque según los médicos no debería haber vivido tanto tiempo”, deteca Bruce Benamran.

Su voz sintetizada inspiró también a Pink Floyd, que utilizó un extracto en la canción “Keep Talking”.

Su vida fue también plasmada en el cine, en una película basada en la biografía escrita por su primera esposa, Jane, “Teoría del todo”, por la que el actor Eddie Redmayne se llevó en el 2015 un Óscar por su interpretación de un joven Hawking. En otra biografía difundida en la BBC, fue interpretado por el popular actor Benedict Cumberbatch.