La Nación, Argentina.4 noviembre, 2019
Las fiestas que organizaban sí eran inolvidables. Facebook
Las fiestas que organizaban sí eran inolvidables. Facebook

El mago Alex tenía dos formas para comercializar droga y cumplía una vieja regla de los distribuidores veteranos: vender solo a conocidos.

Según dijo un testigo de identidad reservada, Alex Ilusionista o Leonardo Fernández, su verdadera identidad, comercializaba drogas en su casa de La Rioja al 1700, en Parque Patricios (Argentina), y en fiestas privadas que organizaban algunos amigos.

En su relato ante el fiscal Alejandro Musso, el testigo afirmó que, para no llamar la atención de los vecinos, Fernández invitaba a sus compradores a la terraza de su casa, donde había instalado un jacuzzi, un pool y un futbolín.

Con cervezas, tragos y whisky de por medio, se desarrollaba el trato, describió el testigo, quien explicó que el mago había desarrollado ese método para que sus compradores pasaran como amigos a su casa y así no despertar sospechas en el barrio.

Fuentes de la investigación indicaron que el testigo de identidad reservada se presentó en el juzgado de instrucción a cargo del magistrado Gustavo Pierretti.

Luego de escuchar lo que esa persona tenía para contar, el juez convocó a los efectivos de la Policía para que acompañaran al conocido del mago Alex a que declarase ante el fiscal Musso, para que investigue los asesinatos de Fernández, de 53 años, y de su novia, Jéssica Alberti Cigola, de 24, ocurridos hace diez días en un departamento.

Muchas cosas eran un truco en la vida del mago. Facebook
Muchas cosas eran un truco en la vida del mago. Facebook

La decisión del juez Pierretti de mandar al testigo a la fiscalía de San Fernando se fundó en que en su juzgado se investiga el robo en la casa de La Rioja al 1700, donde el mago vivía desde hacía más de 20 años, en tanto que el expediente por el doble homicidio se instruye en San Fernando.

Con respecto al segundo canal de venta de drogas que utilizaba el mago, el testigo indicó que tenía un grupo de amigos que organizaban fiestas privadas en sus casas en un conocido barrio privado, a las que asistían conocidos que compraban los estupefacientes.

Antes que declarara el testigo de identidad reservada, los investigadores realizaron un allanamiento en la casa de una tía del mago en San Justo.

Allí, en una caja de video de VHS, los funcionarios judiciales y policiales hallaron $20.000 y anotaciones en las que se habría consignado que en ese lugar se habían guardado hasta $80.000.

Todo apuntado

Anotaciones similares hallaron los investigadores el martes pasado cuando allanaron la casa de Fernández en La Rioja al 1700 y por las que, en la actualidad, a partir de la declaración del testigo de identidad reservada, se estableció que funcionaba como punto de venta de droga.

Al revisar la casa, además de 115 gramos de cocaína, una balanza de precisión y sustancias para estirar las dosis de droga, los investigadores hallaron recortes de diarios en los que se informaba sobre el asesinato de un amigo de Fernández, ocurrido hace cuatro años.

Curiosamente, la fecha del homicidio coincide con la época en la que Fernández comenzó, de a poco, a dejar la magia y dedicarse a la venta de drogas.

Fuentes oficiales indicaron que la nueva suma de dinero que pertenecía al mago Alex fue hallada en la casa de su tía, de 82 años, y que para los investigadores se trata de dinero proveniente de negocios ilícitos, informaron fuentes judiciales.

El procedimiento fue ordenado por el fiscal Musso, a cargo de la causa.

Mucha plata

De esta manera, para los pesquisas se robustece la idea de que el doble crimen estaría vinculado al narcotráfico, por las cantidades de dinero que Alex guardaba en la casa de su tía y en otros domicilios, como también por la cocaína y las anotaciones halladas en su casa del barrio de Parque Patricios.

Hasta el momento hay tres sospechosos detenidos. Uno de ellos, identificado como Alexis Miguel Bonnet, confesó que había sido contratado por dos hermanos para ir a “vaciar la casa”, la cual resultó ser del mago Fernández, al igual que el vehículo.

Para los investigadores fueron robados allí cerca $200.000. Bonnet aportó una serie de datos y direcciones y, como el dueño de la vivienda asaltada no aparecía, el juez Gustavo Pierretti dispuso ese viernes a la noche una serie de allanamientos ante la presunción de que el mago estuviera secuestrado.

En uno de esos procedimientos, realizado en el departamento de San Fernando, la policía halló los cadáveres de Alex Ilusionista y su novia.

Con el hallazgo de los cuerpos, la Justicia ordenó la detención del dueño de la casa, identificado como Rubén Andrés Grasso, y de su hermanastro, Roberto Alegre. Grasso fue detenido el domingo pasado en un hotel de Quilmes, mientras que unos días después fue arrestado Alegre en una villa de la misma zona.