Redacción .14 enero
La obra tiene chivas a algunos cristianos. Foto: AP
La obra tiene chivas a algunos cristianos. Foto: AP

Hay mucha molestia en Haifa, una ciudad de Israel, por lo que está mostrando el museo local.

La manzana de la discordia es una obra que representa al famoso Ronald McDonald’s, pero crucificado. Eso puso furiosa a la Iglesia Católica de Tierra Santa, que se pronunció en medio de la polémica, y a muchos creyentes que consideran que la obra artística irrespeta su fe feligiosa.

“Entendemos que la exposición tiene como objetivo criticar a la sociedad de consumo, estamos con esas críticas. Sin embargo, el uso abusivo de los hechos más importantes de nuestra religión cristiana es inaceptable para muchos cristianos y no cristianos”, señalaron los católicos en un comunicado.

La obra fue titulada “McJesus” y fue hecha por el artista finlandés Janei Leinonen. En realidad no es la única pieza que ha despertado la molestia de los creyentes; ha pasado lo mismo con una “Barbie Virgen María” que tiene al lado a un Ken crucificado.

Los representantes católicos responsabilizaron a la municipalidad de Haifa y a su alcaldesa, Einat Kalisch-Rotem, de la exposición y demandaron reacción para “destacar la importancia de la convivencia entre componentes nacionales, étnicos y religiosos de la ciudad», de demografía mixta con mayoría de cristianos entre los árabes israelíes”.

La mayor parte de los habitantes de Haifa son cristianos, pero también hay de otras agrupaciones religiosas.

Algunas personas no lograron contener su enojo y se tiraron a la calle para protestar. Los más enojados trataron de entrar al museo para destruir las obras que les disgustan, según informó el diario israelí Haaretz. Tres policías resultaron heridos debido a las pedradas que los manifestantes lanzaron hacia el edificio.