El Universal, México.27 agosto
Los muchachillos se dedicaban a robar en el centro de la ciudad. Agencia EL UNIVERSAL
Los muchachillos se dedicaban a robar en el centro de la ciudad. Agencia EL UNIVERSAL

Dos jóvenes de 17 años que fueron detenidos por robar un kilo y medio de piezas de oro en una joyería en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México eran reincidentes por el delito de robo con violencia, además de extorsionar en la zona Centro.

El lunes, agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) atendieron un robo a un establecimiento comercial de venta de joyería de oro, localizado en la calle Monte de Piedad, colonia Centro; al llegar, una mujer de 37 años les comentó a los efectivos que dos menores la amenazaron con un arma de fuego.

Tras robar los objetos intentaron su huida en una motocicleta, a la cual nunca le encendió el motor y tras ser observados por los transeúntes, decidieron darse a la fuga por rumbos diferentes.

Con las características que la denunciante dio, los uniformados se dieron a la tarea de buscarlos hasta que le dieron alcance a uno de ellos que vestía camiseta gris; el segundo joven que usaba camiseta negra fue detenido en la calle Monte de Piedad, de la colonia Centro.

Violentos

Luego de su detención, el jefe de la policía capitalina, Jesús Orta Martínez, comentó que ambos jóvenes se dedicaban al robo con violencia y a la extorsión. “La detención es relevante porque advertimos que ya traen un patrón de comportamiento que a veces es difícil de erradicar”.

Dijo que al haberlos detenido con un arma de fuego y con la mercancía robada, buscarán que la Procuraduría capitalina dé el procedimiento correspondiente a menores y puedan “readaptarse, porque en realidad, aunque son menores, son reincidentes y no de delitos menores”.

“Están ligados básicamente con robo con violencia. Fueron detenidos con un arma fuego nueve milímetros, con cartuchos útiles, es decir, no se puede hablar siquiera de que estén utilizando una réplica o un arma sin municiones, preocupa que puedan utilizarlo en caso de una resistencia. Ahí radica la relevancia de la detención y la búsqueda que se reinserten”, dijo.

Comentó que no tienen identificado que los menores pertenezcan a algún grupo criminal.