AFP.1 abril

Millones de venezolanos se han quedado sin "una gota de agua" en un desabastecimiento agudizado por la serie de apagones masivos desde inicios de marzo, que forzaron al presidente Nicolás Maduro a racionar la electricidad y reducir la jornada laboral en el país petrolero.

La gente se tira a las calles para pedir agua y electricidad, algo que parece no se dará al menos en este mes de abril. Foto AFP.
La gente se tira a las calles para pedir agua y electricidad, algo que parece no se dará al menos en este mes de abril. Foto AFP.

“Tenemos niños pequeños y no tenemos con qué darles una gota de agua para tomar”, exclamó Maria Rodríguez, en Caracas.

Ante la emergencia, Maduro anunció, en una cadena de radio y televisión el domingo, un plan de racionamiento eléctrico "por 30 días", durante los que espera resolver los problemas del fallo que ha desatado una serie de apagones masivos desde el 7 de marzo en el país de 30 millones de habitantes.

El anuncio ocurrió el pasado domingo al final de una serie de protestas espontáneas por los apagones, varias de ellas reprimidas por los colectivos, como se conoce en Venezuela a los grupos de civiles armados afines al gobierno socialista, según denunciaron manifestantes y oenegés.

El mandatario socialista, que suele achacar los apagones a sabotajes, dio luz verde a los colectivos civiles que lo respaldan para contener las protestas que tilda de "guarimbas violentas" para derrocarlo.

Millones de venezolanos la pulsean como sea para lograr llenar pichingas de agua. Foto AFP.
Millones de venezolanos la pulsean como sea para lograr llenar pichingas de agua. Foto AFP.

El gobierno chavista también decidió “mantener suspendidas las actividades escolares y establece jornada laboral diaria hasta las dos de la tarde en instituciones públicas y privadas”, según informó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en un comunicado leído en la televisión gubernamental.

El texto no precisó por cuánto tiempo se prolongará la reducción de la jornada laboral ni la suspensión de clases, aunque Maduro estimó que las actividades escolares podrían restablecerse “entre martes o miércoles” de esta semana.