El Universal.10 noviembre, 2020
La mujer salió de la inconsciencia y reaccionó con furia. Fotografía: Shutterstock
La mujer salió de la inconsciencia y reaccionó con furia. Fotografía: Shutterstock

Un mensaje en el celular de Dionisio terminó con la noche de alcohol y conversación de una pareja.

La velada que pasaban Edith y su marido dentro de un domicilio de la alcaldía de Azcapotzalco, en la Ciudad de México, acabó después de la medianoche del domingo, cuando ella decidió revisar el teléfono de Dionisio.

Al ver que el hombre se comunicaba por mensajes con otra mujer, Edith comenzó a reclamarle. Algunos vecinos y el hijo de la pareja fueron los testigos de la discusión que se escuchaba hasta en otros departamentos del edificio de la colonia Santa Bárbara.

La pelea dentro del apartamento 602 del inmueble E-15 de la calle Matlacoatl, parecía terminar. Y es que Dionisio había derribado a su esposa para intentar asfixiarla. Dentro del domicilio, sólo se escuchaba la voz del pequeño de cinco años, quien le pedía a su madre que despertara.

Sorpresa

La mujer, desmayada, yacía en el piso del departamento, pero poco después, al recobrar la consciencia, caminó hacia la cocina. Ahí, buscó el cuchillo con el que se vengaría de su esposo, que seguía en el lugar.

Al verlo, la mujer lo atacó y le clavó el arma blanca a su esposo.Tras la agresión, Edith llamó a su hermano y al teléfono de los servicios de emergencia para que llegaran.

Pero cuando los rescatistas llegaron, no pudieron hacer nada por Dionisio, quien ya había muerto. Al sitio también arribaron los policías, que encontraron el arma blanca y las evidencias del ataque.

Edith, de 24 años, fue detenida y trasladada a la agencia ministerial, en donde se le investiga por el homicidio del hombre de 46. El niño de la parejafue entregado a su tío, hermano de Edith, para que se hiciera cargo de él.