Internacionales

Noticia sabrosa: Las palomitas de maíz previenen el envejecimiento

Recomiendan no echarles mucha mantequilla o caramelo

EscucharEscuchar

Un estudio reciente hecho por la Asociación Americana de Química (American Chemical Society) demostró que las palomitas de maíz aportan más polifenoles que las frutas y las verduras y ayudan así a prevenir el envejecimiento prematuro.

Según los cálculos hechos por el investigador Joe Vinson, una ración de palomitas contiene 300 miligramos de polifenoles en comparación con los 160 miligramos que contiene una ración de fruta.

Los polifenoles que se encuentran presentes en las palomitas de maíz son antioxidantes que ayudan a frenar la oxidación natural que es lo que provoca el envejecimiento prematuro.

También ayudan a eliminar los radicales libres. Este compuesto reduce la posibilidad de padecer de enfermedades cardiovasculares, ayuda a bajar los niveles de colesterol y previene enfermedades como la diabetes.

El 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes

El doctor Joe Vinson, de la Universidad de Scranton, en Pennsylvania, también explicó que la cáscara de palomitas es en realidad la que tiene la mayor concentración de polifenoles y fibra, aunque advirtió que la manera en la que se preparan y las sirven puede afectar la imagen saludable, pues al agregarles mantequilla o caramelo se vuelven “una pesadilla nutricional cargada de grasas y calorías”.

Recuerde que las palomitas, pese a sus propiedades antioxidantes, no son un sustituto de frutas y verduras, las cuales son indispensables para llevar una dieta saludable.

Para que evite el envejecimiento prematuro le dejamos una receta para preparar palomitas caseras y saludables.

Ingredientes

1 taza de granos de maíz palomero

Dos cucharadas y media de aceite vegetal

Sal al gusto

Mantequilla al gusto (no mucha)

Preparación

Caliente el aceite en la olla a fuego alto. Agregar los granos de maíz a la olla. Retire la olla del fuego durante unos 25 segundos. Pasado este tiempo, vuelva a poner a fuego medio.

A medida que las palomitas comiencen a explotar, agite la olla de un lado a otro para que todas las palomitas alcancen la misma temperatura. Deje un pequeño espacio entre la tapa y la cacerola para que salga el vapor y para que estén crujientes.

Cuando las palomitas dejen de explotar o cuando se escuchen explosiones en intervalos de tiempo de pocos segundos, retire del fuego.

Derrita la mantequilla en la olla y eche unas gotas sobre las palomitas y revuelva. Esto le dará sabor. Agregue sal al gusto.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.