AFP .28 agosto
Miles de nicaragüenses buscaron refugio en el país tras las protestas del 2018. Fotografía: Graciela Solis
Miles de nicaragüenses buscaron refugio en el país tras las protestas del 2018. Fotografía: Graciela Solis

La mayoría de los nicaragüenses refugiados o solicitantes de asilo en Costa Rica pasan hambre y solo tienen acceso a una o a lo mucho dos comidas por día, alertó este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

“Antes de la pandemia, y gracias a las iniciativas de integración local efectivas en Costa Rica, solo 3% de los refugiados comía una vez al día o menos.

“Sin embargo, esto ha crecido hasta un 14%, según una evaluación humanitaria realizada por ACNUR en julio y agosto”, explicó la organización de la ONU en un comunicado.

Los migrantes han sido duramente afectados por las medidas de contención adoptadas para frenar la propagación del covid-19.

La misma evaluación reveló que 63% de los nicaragüenses refugiados o solicitantes de asilo en nuestro país solo pueden alimentarse dos veces al día.

"Las comunidades de acogida de refugiados se enfrentan a condiciones similares y la contracción económica en estos países hará que sea aún más difícil para los refugiados y las comunidades de acogida recuperarse", alertó ACNUR.

Según ese organismo, 81.000 nicaragüenses dejaron su país tras la ola represiva desatada por las protestas de 2018, que demandaron la salida del presidente Daniel Ortega. De ese total, 80% se instaló en Costa Rica.

Nicaragüenses asilados en otros países de la región, como Panamá, México y Guatemala, reportaron problemas similares, según ACNUR.

Muchos de ellos regresaron a su país a raíz de la pérdida de empleo en sus países de asilo, pero enfrentaron trabas del gobierno nicaragüense, que les exigió prueba negativa de covid-19 para permitirles regresar.