AP y AFP.12 marzo
Existen aproximadamente 350 aviones Boeing 737 MAX 8 en servicio en todo el mundo. Foto AFP
Existen aproximadamente 350 aviones Boeing 737 MAX 8 en servicio en todo el mundo. Foto AFP

Australia y Singapur cerraron este martes el espacio aéreo a los Boeing 737 MAX 8, mientras que Corea del Sur y la compañía Aerolíneas Argentinas se sumaron a una lista de países que decidieron inmovilizarlos tras el accidente de un avión de ese modelo en Etiopía, en el que murieron 157 personas.

Un avión del mismo modelo se estrelló en Indonesia en octubre de 2018, provocando la muerte de 189 personas.

Existen aproximadamente 350 aviones Boeing 737 MAX 8 en servicio en todo el mundo.

Tras el accidente dos países cerraron el espacio aéreo al Boeing 737 MAX, algunos optaron por mantenerlos en tierra y otros por autorizarlos a seguir volando.

La aviación civil australiana prohibió a todos los Boeing 737 MAX sobrevolar su espacio aéreo.

El ente regulador de aviación civil de Singapur prohibió temporalmente el uso del avión Boeing 737 MAX en su espacio aéreo.

Las compañías son: SilkAir, China Southern Airlines, Garuda Indonesia, Shandong Airlines y Thai Lion Air.

China ordenó la suspensión de las operaciones de los 737 MAX en vuelos domésticos y ve semejanzas entre el accidente de Etiopía y el de Indonesia.

Indonesia ordenó que se mantengan en tierra sus 11 aviones 737 MAX 8. Las inspecciones de las aeronaves comenzarán el martes.

Casos distintos
157 personas murieron en el accidente aéreo de Etiopía. (AP Photo/Mulugeta Ayene)
157 personas murieron en el accidente aéreo de Etiopía. (AP Photo/Mulugeta Ayene)

Expertos en seguridad advirtieron que es demasiado pronto para realizar comparaciones entre el accidente de Etiopía y el de un avión de Lion Air del mismo modelo que se estrelló el año pasado con 189 personas a bordo.

El aparato de Ethiopian Airlines se estrelló apenas seis minutos después de despegar con rumbo a Nairobi.

Un testigo contó a The Associated Press que vio humo saliendo de la parte trasera del aeroplano antes de que se estrellase en un campo.

“El avión giró dos veces en el aire y había un poco de humo saliendo de la parte de atrás, entonces cayó a tierra y explotó” , dijo el campesino Tamrat Abera.

La identificación de los restos de las víctimas se demorará unos cinco días, dijo el vocero de la aerolínea, Asrat Begashaw, a la AP. Las, víctimas, entre las que había decenas de trabajadores de organismos humanitarios, provenían de 35 países.

Un piloto que llegó al lugar minutos después del desastre dijo a la AP que el avión aparentemente “se hundió directamente en la tierra” .

El capitán Solomon Gizaw estuvo entre los primeros enviados a buscar el lugar de la caída, descubierto por la fuerza aérea etíope.

“No había nada para ver. Como si la tierra se hubiese tragado el avión... ¡Estábamos sorprendidos!” Por eso los socorristas inmediatamente pidieron topadoras para desenterrar grandes trozos del avión.

Los investigadores hallaron el lunes las “cajas negras” , pero un funcionario dijo que una de las grabadoras había sufrido daños.

“La máquina está aquí, los escombros, los seres humanos, la carne y los restos, seguimos recolectándolos” , dijo el investigador Amdey Fanta el martes.

A medida que un equipo internacional cada vez más grande buscaba respuestas, una mujer lloraba el martes cerca del lugar del accidente.

Kebebew Legess se identificó como la madre de una joven que formaba parte de la tripulación del avión siniestrado.

“Habría cumplido 25 años pero Dios no se lo permitió”, dijo llorando. ” Mi hija, mi pequeña".