AFP.31 enero, 2018

Tres semanas antes de fallecer de cáncer un carpintero de Estados Unidos se pegó un millón de dólares, aproximadamente 560 millones de colones, en la lotería. “Esto cambiará nuestras vidas”, dijo cuando fue a retirar su premiezote.

El nuevo millonario tenía 51 años cuando la diosa fortuna le tocó la puerta, pero solo tuvo tres semanas para disfrutar la platica porque sufría de un avanzado cáncer que no se le había diagnosticado a tiempo y por eso no había ya nada que hacer cuando se lo detectaron.

Savastano decidió que toda la platica se la dieran de un solo mamellazo. Foto tomada de The Independient.
Savastano decidió que toda la platica se la dieran de un solo mamellazo. Foto tomada de The Independient.

Dónald Savastano, nacido en Nueva York, aunque muchos no lo creían, sí se pudo comer el tamalito del 2017, también, arrancó con el pie derecho el 2018, porque el jueves 4 de enero raspó un billete de lotería y se pegó el acumulado, los 560 millones de colones.

Como en Estados Unidos el tema de los premios es diferente a tiquicia, le dijeron que tenía dos opciones, recibirlo todo pero sería menos del millón por los impuestos o a paguitos y sufriría menos rebajas; Savastano dijo que lo quería todo de un solo y le dieron poco más de 371 millones de colones ya con la rebaja de impuestos gubernamentales.

Según le dijo este carpintero a las televisoras gringas, usaría su platica para “comprar un nuevo camión, pagar algunas deudas e invertir en el futuro”, jamás habló como esa persona que sabe que tiene sus días contados.

“Al ser un carpintero independiente, no tenía un plan de jubilación. El dinero ayudará para eso. No tengo otros planes extravagantes. Esto cambiará nuestras vidas”, afirmó el ganador a todos los medios de comunicación que lo visitaron.

La cajera de negocio que vendió el billete premiado, Danielle Scott, recordó la gran emoción que llenó el lugar cuando el millonario anunció que se había pegado un platal, además, dijo “hizo que un amigo suyo viniera y me contara que estaba muy enfermo, que tenía cáncer cerebral y pulmonar y que estaba en el hospital, que pensaba que no iba a sobrevivir”.

Savastano falleció tres semanas después del millonario golpe de suerte. Foto tomada de The Independient.
Savastano falleció tres semanas después del millonario golpe de suerte. Foto tomada de The Independient.

La semana pasada apareció un obituario con el nombre del ganador millonario en un página de Internet, lamentando su muerte. Falleció en su casa de habitación rodeado de familiares y amigos.

“Era conocido por ser perfeccionista y su trabajo de calidad. Siempre trataba de ayudar a los que podía, enseñándoles a hacer bien las cosas”, recordaron algunos de sus familiares.