Internacionales

Si busca una compu este Viernes Negro, tenga esto en cuenta

Procesador, memoria RAM, tarjeta gráfica, duración de la batería, peso y pantalla son algunos de los aspectos que se deben contemplar para hacer una buena compra.

escuchar audio Escuchar este artículo

Siendo una herramienta fundamental de estudio y trabajo, si tiene el presupuesto para darle a su pareja o a un ser querido un cambio de equipo de cómputo tenga en cuenta algunas recomendaciones.

Elegir el adecuado es una decisión que requiere de tiempo para analizar la mejor opción.

Óscar Ospina, gerente de producto OptiPlex para Latinoamérica de Dell, afirma que elegir un equipo es una fórmula que implica muchas variables, pues se tiene que pensar en el balance y en escoger componentes que, en lo posible, sean los más recientes del mercado.

Como cada usuario tiene requerimientos muy específicos, sostiene que es importante comprar componentes del mismo nivel, ya que un procesador muy rápido en conjunto con un disco duro muy lento, únicamente tendrá como resultado un equipo poco eficiente y con eso se habrá gastado dinero extra que no se podrá aprovechar.

Según este especialista, “es importante hacerse de información especializada que contenga, reseñas de los componentes o de las configuraciones recomendadas de acuerdo con las tareas que queremos realizar. Con esto, estamos más seguros de tomar una decisión informada y no nos llevamos sorpresas ni en el rendimiento ni en la calidad”.

Al respecto, Javier Concha, director de Marketing para Colombia y Ecuador de Asus, indica que no hay que ser un gran experto para comprar un nuevo computador, y que aunque puede ser una tarea desafiante, hay que fijarse en las especificaciones técnicas más relevantes y, sobre todo, hacerse la siguiente pregunta: ¿para qué voy a usar el computador? “Definir el uso que le daremos al dispositivo es una de las principales cosas que debemos hacer; una persona que utilice el equipo para navegar, ver películas y utilizar los programas de oficina tendrá suficiente con un portátil de entrada o gama media. Un fanático de los videojuegos buscará un computador potente y, por último, pero no menos importante, un profesional que trabaje en el ámbito del diseño o multimedia también requerirá un ordenador de mayor calidad para soportar tareas demandantes”, anota Concha.

Por eso, a la hora de comprar un computador, señala que las principales variables para tener en cuenta son el procesador, donde lo ideal es seleccionar uno con una generación moderna; el disco duro, que marca la capacidad de almacenamiento del equipo (500 GB es más que suficiente para un uso ‘casero’.

Hay equipos con un terabyte, sin embargo, esta capacidad permitirá almacenar hasta 35 temporadas de sus series favoritas y ni con eso se llenaría).

También hay que fijarse en la memoria RAM, que es otro tipo de memoria distinta al disco duro y muy importante por cierto para poder ejecutar diferentes programas a la vez y con mayor rapidez; en la tarjeta gráfica o de video, una parte esencial de cualquier computador portátil; en la duración de la batería, donde es recomendable escoger una laptop que proporcione una buena batería de respaldo y con carga rápida (dispositivos con grandes baterías de 90 Wh de potencia de carga y que ofrecen hasta 8,5 horas de reproducción multimedia o tareas de gran demanda antes de la siguiente carga).

El Director de Marketing para Colombia y Ecuador de Asus aconseja revisar el peso del equipo, pues esta es una variable que suele encarecer el portátil; y la pantalla, que va a depender del uso que se le vaya a dar, puesto que si el usuario ha pensado utilizarlo para ver películas, desde luego no debe elegir una de 10 pulgadas, pero si necesita una laptop para moverla mucho y utilizar, por ejemplo, programas de oficina, puede venirle muy bien una de pantalla reducida.

A su vez, Camilo Bravo, CEO de SmartRent, concuerda en señalar que es importante tener en cuenta que hoy en día no solo se trata de comprar un equipo de cómputo, sino que se deben tener en cuenta muchas otras variables asociadas con el proceso de adquirir un computador, como por ejemplo para qué lo va a necesitar el usuario, ya que esto determina las especificaciones técnicas de la máquina.

Este viernes 25 de noviembre regresa el ‘Black Friday’ o ‘viernes negro’, uno de los días más importantes para el comercio electrónico. Celulares, equipos de tecnología, electrodomésticos, vestuario, artículos de hogar, entre otros, serán los productos en oferta que los colombianos podrán adquirir.

En esta fecha muchas familias no solo aprovechan los descuentos, sino también la oportunidad de realizar con anticipación las compras navideñas para así evitar el aumento de precios que suele presentarse en estas fechas decembrinas.

Sin embargo, muchos ciberdelincuentes suelen aprovechar este escenario para implementar diferentes modalidades de estafa, por ello es importante que los compradores adopten ciertas recomendaciones de ciberseguridad para hacer sus compras a través de internet.

Según Marcos Pueyrredon, presidente del eCommerce Institute, es importante seguir las buenas prácticas de la compra online: “comprar en lugares que tengan y que generen confianza. La confianza es fundamental dentro de la compra online. La forma de generar confianza en el sitio web, es que en la parte superior de la página tenga el candadito”.

De igual manera, si usted va a dejar sus datos personales “tiene que verificar que ese sitio sea un sitio seguro, es decir que tenga los certificados SSL, los cuales autentifican la identidad del sitio web, lo que nos permite a nosotros garantizar que ese sitio ha sido certificado por alguien”.

Otra forma de generar confianza, es certificar si el sitio tiene un teléfono o algún tipo de contacto. “Las recomendaciones de terceros en los sitios web generarán confianza por parte del emprendedor o el empresario en las compras por Internet que hace parte de las buenas prácticas de las compras online”, dijo el experto.

Los comercios digitales seguros suelen contar con una política clara sobre las condiciones del producto y la garantía en la que se aplica por fallas en el artículo comprado, así mismo, el procedimiento que debe seguir para solicitar este cambio o devolución de su compra.

“Dentro de estas medidas también es muy importante tener criterio en las compras, no dejarse llevar por los tipos de descuentos que puedan estar fuera de lo común, sin antes verificar en el sitio, si en realidad es así”, resaltó Marcos Pueyrredon, presidente del eCommerce Institute.

Es aconsejable, de igual manera, crear una lista de los productos que va a adquirir y comparar el precio del mismo artículo en diferentes comercios electrónicos. Esto ayudará a ubicar un mejor precio y detectar posibles fraudes.

Entre las estafas más comunes en las compras por internet suele presentarse el phishing, que, según el presidente del eCommerce Institute, es un ataque con el que el ciberdelincuente intenta robar su dinero o identidad a través del hackeo de su información personal, como los datos de su tarjeta de crédito o débito. “Esa es la estafa más común que se da y que también consiste en tomar la identidad o clonar el sitio de un tercero”, comentó.

Anuncios para adquirir un producto gratis también es una de las estafas fáciles de encontrar porque, de esta manera, los estafadores llaman la atención de los compradores por medio de un producto actual y muy demandado en el mercado.

Otra de las más comunes es la creación de tiendas online falsas mediante supuestas plataformas digitales seguras. “No debemos pasar desapercibidos el candado en la parte superior de la URL. Ese candado nos dice que la compra y los procesos dentro del sitio son seguros”, finalizó Pueyrredon.

Por su parte, Jhon Freddy Quintero, docente de la Unad, indica otras modalidades y ataques que también son frecuentes y que vale la pena tener en cuenta:

Hombre en el medio: delincuentes conectados a la misma red de internet tienen la capacidad de interceptar toda la información que el cliente transmita por internet y de esta manera logra obtener contraseñas, números de tarjetas de crédito entre otros.

Smishing: en este caso los delincuentes envían por medio de mensajes de texto (SMS) supuestas promociones o descuentos donde invitan al usuario dar clic en enlaces manipulados que los redirigirá a un sitio fraudulento donde se obtendrán información y datos de la víctima como tarjetas de crédito, entre otros.

Vishing: por medio de llamadas telefónicas podrían hacerse pasar por alguna tienda o banco solicitando información como contraseñas de banca móvil o números de tarjeta para que la víctima pueda acceder a beneficios económicos, al final el resultado será una gran estafa.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.