AFP .13 enero
Nancy Pelosi mantiene firme la idea de sacarlo del poder. AFP
Nancy Pelosi mantiene firme la idea de sacarlo del poder. AFP

Donald Trump es “un peligro claro y presente”: la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, instó el miércoles a destituir al mandatario saliente de Estados Unidos, que está a un paso de un histórico segundo juicio político a solo una semana del fin de su gobierno.

Con Washington bajo tensión siete días después del asalto al Capitolio, Trump llamó a la calma.

“Insto a que no haya violencia, no se cometan delitos y no haya vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo defiendo, ni tampoco lo que Estados Unidos defiende”, dijo en un comunicado.

Poco antes, Pelosi había acusado a Trump de haber alentado una "rebelión armada".

"El presidente de Estados Unidos incitó a esta insurrección, a esta rebelión armada", lanzó la líder demócrata antes del voto de esta acusación formal por el asalto del Capitolio que dejó cinco muertos y conmocionó al mundo.

"Debe irse, es un peligro claro y presente contra la nación que todos amamos", afirmó en un Congreso atrincherado.

"Su objetivo siempre ha sido el de atacar a la presidente, poco importa por qué. Es una obsesión", respondió, por el contrario, el legislador republicano Jim Jordan, uno de los más fieles trumpistas.

Seguidores de Trump se siguen manifestando en la capital del país. AFP
Seguidores de Trump se siguen manifestando en la capital del país. AFP

A siete días de la investidura de Joe Biden, Washington, sometida a fuertes medidas de seguridad, está irreconocible.

Bloques de hormigón cierran los ejes principales del centro, enormes barreras metálicas rodean muchos edificios federales, incluida la Casa Blanca, y la Guardia Nacional está desplegada en todas partes.