AFP .7 febrero
Al futbolista le han hecho varios homenajes, en especial los aficionados del Nates. AFP
Al futbolista le han hecho varios homenajes, en especial los aficionados del Nates. AFP

El cuerpo recuperado entre los restos del avión estrellado en el canal de la Mancha fue identificado como el del futbolista argentino Emiliano Sala, indicó la policía británica el jueves.

“El cuerpo trasladado a Portland fue formalmente identificado como el del futbolista profesional Emiliano Sala”, anunció la policía en Twitter.

"Esta mañana (...), el cuerpo fue llevado a Portland, en la región de Dorset, la zona del territorio británico más cercana al lugar donde el aparato fue localizado", informó la policía local en un comunicado.

Al filo de la medianoche, los investigadores habían anunciado que, pese a las “condiciones adversas”, en alta mar “recuperaron con éxito el cuerpo previamente visto en los restos” de la avioneta.

Sala, de 28 años, y su piloto, el británico David Ibbotson, de 59, volaban el 21 de enero a bordo de un monomotor Piper PA-46-310P Malibu entre Francia y Reino Unido cuando desaparecieron de los radares a unos 20 km de la isla británica de Guernsey, situada en el canal de la Mancha.

El atacante argentino había partido desde la localidad francesa de Nantes, en cuyo club jugaba desde hacía año y medio, para incorporarse al galés Cardiff que lo acababa de fichar por una suma estimada en 17 millones de euros, un récord para este equipo amenazado con el descenso a segunda división

Su desaparición conmocionó a los aficionados de ambos clubes y a numerosas figuras del fútbol, que expresaron su solidaridad con la familia de Sala.

Casi dos semanas después de la desaparición del avión, las autoridades británicas anunciaron el domingo haber hallado los restos de la avioneta en el fondo del mar, y al día siguiente haber detectado la presencia de "un ocupante" entre los restos del aparato.

El 26 de enero, su familia había reiniciado la búsqueda del futbolista gracias a una colecta que reunió 422.000 dólares (370.000 euros), dos días después de se detuvieran las operaciones oficiales coordinadas por la policía de Guernsey.

David Mearns, el director de Blue Water Recoveries, la empresa contratada por la familia del delantero para llevar a cabo la búsqueda submarina y que fue la que localizó el aparato, dijo que sin la colecta "nadie hubiera buscado el avión."

La familia de Sala abandonó en los últimos días la esperanza de encontrarlo vivo, según explicó su padre Horacio a Fox Sports.

La muerte del jugador, que no llegó a debutar con su nuevo club, podría abrir un litigio.

Una fuente próxima del club francés reveló el miércoles que este pidió a dos abogados que estudien los recursos legales posibles para obligar al Cardiff a que pague el traspaso