AFP .23 julio
500 nicaraguenses están varados entre la línea fronteriza entre Costa Rica y Panamá por decisión de su gobierno. Foto ilustrativa de archivo
500 nicaraguenses están varados entre la línea fronteriza entre Costa Rica y Panamá por decisión de su gobierno. Foto ilustrativa de archivo

Autoridades de Nicaragua impidieron el ingreso de más de 500 ciudadanos procedentes de Costa Rica, tras solicitar medidas sanitarias por la covid-19, por lo que permanecen varados en Peñas Blancas, denunciaron este jueves organismos de derechos humanos.

"Las condiciones de estas personas son de una crisis humanitaria. La primera impresión es de aglomeración de personas bajo sol y lluvia, hay un baño para mas de 500 personas", denunció Yader Valdivia, del colectivo de derechos humanos Nicaragua Nunca Más, con sede en Costa Rica.

Los migrantes en su mayoría habían viajado a Costa Rica por temor a represalias tras participar en las protestas de 2018 contra el gobierno de Daniel Ortega, dijeron algunos de los afectados a los activistas.

Varados en la frontera desde el pasado lunes, los migrantes nicaragüenses intentaron forzar su ingreso al país, pero fueron repelidos por fuerzas antimotines que permanecen en la zona, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

El organismo calificó de “repudiable” que el gobierno niegue el ingreso a sus coterráneos alegando que deben presentar pruebas negativas de covid-19 para ser admitidos.

"Es su obligación como gobierno hacerles la prueba de covid-19, y según el resultado garantizarles la salud y no dejarlos en la frontera", expuso el CENIDH en sus redes sociales.

El presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, visitó la frontera para abogar por los migrantes pero las autoridades "no nos han permitido hablar", dijo a medios locales.

Carmona denunció que más que una medida sanitaria, "vemos un negocio" porque están cobrando 150 dólares para que las personas tengan acceso a las pruebas.

Miles de nicaragüenses que habían abandonado el país emprendieron el retorno debido al desempleo provocado por la pandemia en sus países de residencia.

“Desde el 14 de Julio, las autoridades migratorias nicaragüenses emitieron una circular donde indican que las personas nacionales de su país deberán presentar un resultado de prueba COVID-19 negativa realizada con una anticipación de 72 horas como requisito para ingresar, y sin ella no podrán entrar a Nicaragua”, expresó la Policía de Migración de Costa Rica por medio de un comunicado.

Mientras que el Gobierno pinolero guarda silencio.

El Ministerio de Salud de Nicaragua emitió el miércoles una resolución de control epidemiológico para la covid-19, en la cual solicita a los viajeros presentar el resultado negativo de coronavirus como requisito para ingresar.

Nicaragua reportó que hasta el momento hay en el país 3.439 casos positivos y 108 muertos por coronavirus, pero la organización no gubernamental Observatorio Ciudadano, una red de médicos, contabiliza 8.508 casos y 2.397 muertes sospechosas por covid-19.

Declaraciones del abogado Yader Valdivia defensor de DDHH del Colectivo de DDHH Nicaragua Nunca+ #derechoshumanos #crisisenlafrontera #COVID19

Posted by Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca + on Thursday, July 23, 2020