Por: Redacción .  16 mayo

El volcán Kilauea, en Hawai, parece haber resultado atractivo para objetos voladores no identificados.

Un video que se ha hecho viral muestra lo que, según algunos, es un aparato llegado de otros planetas que sobrevuela la montaña, activa desde 1983.

El ufólogo mexicano Pedro Ramírez comentó que se encontraba recorriendo la ciudad a través de Google maps y que cuando se situó en la playa Punaluu pudo notar un suceso fuera de lo normal en el cielo. Acercó la imagen para ver mejor y se llevó una enorme sorpresa al ver lo que parece ser una nave voladora pero no fabricada por humanos.

"Todo el mundo sabe que los ovnis están presentes en zonas con actividad volcánica, y el Kilauea no es la excepción. Esta toma de Google Maps muestra que visitantes de otro mundo están entre nosotros por razones que aún siguen siendo un misterios", comentó Pedro Ramírez en su perfil de Facebook.

El Kilauea sigue haciendo estragos en Hawai.

Una enorme nube de ceniza volcánica salió este martes del volcán, lo que llevó a las autoridades a emitir una alerta roja para la aviación ante las altas probabilidades de erupción.

El departamento de Defensa Civil informó que la nube –de entre 3.000 y 3.600 metros– se formó a partir de la caída de rocas y explosiones de gas de uno de los cráteres del volcán.

Las autoridades indicaron que el código de aviación era rojo, por lo cual la erupción “es inminente”, con “emisión significativa de ceniza”.

Salud en peligro

La calidad del aire está también en rojo y advirtió a las personas que se encuentren en zonas en el camino de la nube que eviten exponerse, pues el riesgo para la salud es inmediato.

Esta nube de cenizas llegó con una nueva grieta abierta en Isla Grande, donde está localizado el cráter, con lo que suman 20 las grietas repletas de lava causadas por la erupción del 3 de mayo.

Miles de personas han tenido que dejar sus casas debido a la emergencia. Foto: AFP
Miles de personas han tenido que dejar sus casas debido a la emergencia. Foto: AFP

Por el momento, unas 40 casas y construcciones han quedado destrozadas por el paso de la lava incandescente, y los científicos indicaron que si los niveles de lava siguen cayendo en el cráter probablemente se abran más fisuras en el terreno y fluyan coladas de lava y humos tóxicos.

Alrededor de 2.000 personas han sido evacuadas de áreas residenciales que se encuentran en el camino de las coladas de lava y a causa de los humos tóxicos, y las autoridades han indicado que probablemente siga habiendo evacuaciones a medida que las fisuras avancen.