Internacionales

(Videos) Siga la ruta del cohete chino fuera de control... A las 7:43 p.m. pasó por Costa Rica

Aunque es poco probable que caiga en tierra, uno de los escenarios dice que podría hacerlo en nuestro país

El cohete chino que está fuera de control regresa este fin de semana a la atmósfera terrestre, con un riesgo mínimo, aunque no nulo, de causar daños en la Tierra, según China y varios expertos.

Y aunque las posibilidades de que caiga en tierra son pocas, Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, planteó cuatro escenarios nada alentadores y uno de ellos decía que podría caer en Costa Rica.

“Mapa 2: Costa Rica, Haití o en el Atlántico”, escribió en Twitter junto a una foto en la que se ve la posible trayectoria pasando sobre nuestro país.

Afortunadamente el cohete pasó sobre nuestro país a eso de las 7:43 de la noche y unos minutos después siguió su camino sin ingresar aún a la atmósfera terrestre, por lo que el escenario del astrofísico no se cumplió.

“Hace algunos minutos, la NASA y la Agencia Espacial Paraguaya informaron que el cohete Long March 5 B pasó sobre nuestro territorio y continuó su trayectoria . Por lo tanto, se descartó afectación alguna sobre Costa Rica”, puso en Facebook la Comisión Nacional de Emergencias.

La trayectoria del cohete chino se puede seguir gracias a varios canales de Youtube.

Desconocido

El país asiático puso en órbita el 29 de abril el primer módulo de su estación espacial, gracias al cohete portador Long March 5B, el más potente e imponente lanzador chino.

Este cohete, actualmente en órbita, debe regresar a la Tierra. Está perdiendo gradualmente altitud y el punto de impacto de su caída es por ahora desconocido.

China, muy discreta en este asunto, no ha publicado ninguna previsión sobre el posible horario de la entrada a la atmósfera terrestre, donde debería desintegrarse total o parcialmente.

Tras un largo silencio de las autoridades espaciales y diplomáticas chinas, Pekín reaccionó finalmente el viernes.

“La mayoría de los componentes (del cohete) se quemarán y destruirán al entrar en la atmósfera”, aseguró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

“La probabilidad de causar daños a las actividades aéreas o (a las personas, construcciones) en tierra es extremadamente baja”, afirmó durante una conferencia de prensa.

Seguido de cerca

Los medios de comunicación chinos daban este sábado una cobertura mínima del acontecimiento, y se limitaban a reproducir las palabras del portavoz de la diplomacia.

Aunque partes del cohete queden intactas tras su entrada en la atmósfera, hay grandes posibilidades de que se destruyan en el mar porque el 70% del planeta es agua. Pero podrían también estrellarse en una zona habitada o en una embarcación.

“Esperamos que aterricen en un lugar donde no hagan daño a nadie”, declaró el viernes Mike Howard, portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, subrayando que su país seguía de cerca la trayectoria del cohete.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, aseguró el pasado jueves que su país no tiene ninguna intención de destruir la nave china. Pero insinuó que China no planificó con suficiente cuidado su lanzamiento.

Según varios expertos, existe el riesgo de que restos del vehículo de lanzamiento pesado toquen una zona habitada, pero es poco probable.

“Dado el tamaño del objeto, es inevitable que quedan grandes trozos”, afirmó Florent Delefie, astrónomo del Observatorio de Paris-PSL.

Pero la probabilidad de un impacto en una zona habitada es “mínima, probablemente menos de una en un millón”, asegura Nicolas Bobrinsky, jefe del departamento de Ingeniería e Innovación de la Agencia Espacial Europea (ESA).