Bryan Castillo.5 enero, 2020
Los nuevos medidores darán datos más exactos sobre el consumo. Foto: Archivo.
Los nuevos medidores darán datos más exactos sobre el consumo. Foto: Archivo.

Para este año las casas de 113 mil personas que viven en San José tendrán medidores inteligentes, al menos ese es el objetivo de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) al término del 2020.

Estos aparatos se instalarán en los cantones de Alajuelita, Santa Ana, Escazú, Ciudad Colón y en San José, en este último en los distritos de Hatillo, Pavas y Mata Redonda.

De acuerdo con la Compañía, los nuevos medidores tienen varias ventajas. Por ejemplo, brindarán un registro más exacto de lo consumido, además la lectura será remota, es decir, no habrá necesidad de desplazar a un funcionario para que realice esta tarea, pues se hará por medio de una computadora.

También permitirá la reconexión inmediata cuando se cancelen las facturas pendientes y el sistema dará información al centro de mando sobre alguna falla.

Los nuevos chunches servirán para quienes quieran pasarse a la nueva modalidad prepago que, se supone, empezará a funcionar a partir de abril de este año.

Los medidores serán sustituidos por técnicos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que estarán debidamente identificados con el uniforme de la institución.

La colocación de los chunches tarda aproximadamente dos minutos, por lo que la única afectación que tendrá el abonado será que por ese corto tiempo no tendrá electricidad. El cambio no representará ningún costo para el cliente.

A través de las redes sociales de la Compañía y del ICE se informará las zonas donde se harán los cambios.