Shirley Sandí.10 agosto

En la Caja Costarricense del Seguro Social hay 1.400 funcionarios que ganan más que el presidente de la República, Carlos Alvarado, es decir, más de ¢5 millones de colones, y existen más de 11.000 que reciben un salario entre los ¢2 y ¢5 millones.

Así lo dio a conocer en sus redes sociales el exdiputado libertario Otto Guevara, quien ahora es presidente de la Asociación proderechos de consumidores, contribuyentes, asegurados, administrados y propietarios (Aprodecap), la cual pagó ¢900.000 a la Caja para obtener la información de los salarios de todos los funcionarios públicos.

“La solicitamos con la intención de hacer minería de datos, publicaciones, y hacer conciencia de que hay una gran cantidad de abusos que se están dando en el sector público y que esto es insostenible, que se requieren reformas estructurales, que no se le debe quitar el dedo al renglón en lo que se refiere al ordenamiento de los diferentes regímenes, más la racionalización de los pluses salariales", aseguró Guevara, quien dio a conocer nombres y apellidos de salarios brutos promedio reportados a Sicere (sistema centralizado de recaudación de la Caja).

“Yo invito a esos funcionarios bien pagados a ponerse un segundo en los zapatos de esos asegurados. ¿No les da pena y remordimiento?”; Otto Guevara, exdiputado.

“Estos datos revelan que la huelga de la Caja es totalmente injusta e inmoral, que se afecta a decenas de miles de asegurados de una forma inmisericorde, y esto no tiene perdón de Dios.

"Ellos reclaman por la regla fiscal, la cual hace unos pequeños ajustes dentro del óleo de pluses salariales que gozan los empleados de la Caja”, agregó Guevara, quien destacó que la Sala Cuarta ha avalado la publicación de estos datos en reiteradas ocasiones, pues tratándose de fondos públicos están por encima los principios de rendición de cuentas y transparencia.

Si usted quiere saber quiénes son, visite el perfil de Facebook de Otto Guevara.

Enfermeros dicen que no dan abasto

Durante la primera semana de huelga casi 50 mil citas se han visto canceladas. Este sábado se mantenían las conversaciones entre sindicatos y autoridades de la Caja y el Gobierno para buscar una salida al conflicto.

Por su parte, el Colegio de Enfermeras de Costa Rica cataloga como una emergencia la situación que se vive en los centros de salud porque sostiene que sus agremiados no dan abasto por el poquito personal que está asistiendo a laborar debido a la huelga y la contratación de personal externo.

La negociación de este sábado, para intentar dan fin a la huelga, comenzó a las 11 a.m.
La negociación de este sábado, para intentar dan fin a la huelga, comenzó a las 11 a.m.

“Ante los hechos que se vive en los centros de salud del país, provocada por la falta de toma de decisiones del Gobierno y los sindicatos, el Colegio de Enfermeras de Costa Rica decidió catalogar la situación como una emergencia, ante la disminución del personal para la atención de los usuarios y la posibilidad de contratación de colaboradores no idóneos, sin experiencia e inducción, poniendo en riesgo a la población, ante el agotamiento del personal de enfermería y las carencias que se viven en estos momentos en los diferentes centros de salud del país”, aseguró el colegio.

Situación de emergencia en enfermería

Posted by Colegio de Enfermeras de Costa Rica on Saturday, August 10, 2019

Según datos del colegio profesional casi un 80% del personal de enfermería, entre profesionales, auxiliares y asistentes de pacientes, se encuentran apoyando el movimiento de huelga, recargando las funciones en el personal que queda disponible.

“Es imposible mantener los servicios, por tanto, hacemos un llamado de urgencia a las autoridades del Gobierno y a los sindicatos para que el día de hoy sábado lleguen a un acuerdo, pues los servicios están colapsados y se está arriesgando a la población y al personal a cargo”, afirmó la presidenta del colegio, María Griselda Ugalde.

Despacho
La Caja recuerda a los pacientes del hospital Calderón Guardia que este domingo estará abierta la farmacia para el recibimiento y despacho de recetas, de 6 de la mañana a 6 de la tarde. El propósito de la medida es procurar la continuidad de los tratamientos.