Karen Fernández.12 enero

La pandemia golpea por diferentes partes.

La mitad de los ticos vio cómo subieron sus sentimientos depresivos y 32 de cada 100 tiene una afectación crítica de su salud mental, reveló la investigación hecha por la UNED y la UNA en conjunto con el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social.

Este trastorno emocional sí necesita de atención médica y tratamiento. Cortesía Pfizer.
Este trastorno emocional sí necesita de atención médica y tratamiento. Cortesía Pfizer.

Ante esta realidad es importante identificar los mitos que hay alrededor de la depresión para evitar que se sigan extendiendo.

En el marco del Día Mundial de la lucha contra la depresión, que es este 13 de enero, el doctor Carlos Cano, gerente médico de Pfizer Centroamérica y el Caribe, nos ayuda en la tarea.

Lo primero por saber es que la depresión es un trastorno emocional que provoca un sentimiento de tristeza constante y la pérdida de interés en hacer actividades del día a día. Ponga atención si tiene más de quince días sintiéndose así.

Mito 1. La depresión no es real.

Sí lo es y el paciente siente tristeza, ansiedad, inquietud, ganas de llorar, desesperanza, problemas de memoria, desconcentración, pérdida o aumento de peso, trastornos del sueño, dolores de cabeza o espalda y sensación de inutilidad, entre otros. Ponga especial cuidado si tiene pensamientos frecuentes sobre la muerte o intentos suicidas, no los pase por alto jamás.

Mito 2. Solo los débiles la padecen.

No, y muchos se sienten culpables por no poder afrontarla y entonces callan. Si conoce a alguien que esté pasando por eso, motívelo a que busque ayuda profesional.

“La sociedad ha experimentado un cambio radical por el covid-19. Las nuevas realidades de teletrabajo, aislamiento, educación desde el hogar, desempleo y hasta el miedo a contraer el virus, han resultado un desafío y ha llegado a provocar ansiedad, estrés o depresión entre las personas”, dice el doctor Cano.

Mito 3. La depresión se presenta solo en situaciones difíciles.

Eso no es así. La tristeza, el cansancio y la preocupación pueden pasarnos en cualquier momento y eso no significa que la persona esté deprimida.

Mito 4. La depresión es igual en todas las personas y dura para toda la vida.

Falso. Las mujeres son más propensas a padecerla y los hombres suelen sentirse mucho más cansados e irritables. Si se diagnostica a tiempo, puede curarse.

Cambiar su estilo de vida, ir a terapia con psicólogo o psiquiatra y la medicación son tratamientos que ayudan.

Mito 5. La depresión es un estado normal en los adultos mayores.

No es cierto, todas las personas pueden enfrentar un cuadro depresivo en cualquier momento de sus vidas.