Por: Franklin Arroyo.  15 febrero

Más de 50 mil personas se le plantaron al gobierno de Luis Guillermo Solís, para que no impulse más la pesca de arrastre, la técnica más dañina para el ecosistema marino.

Mediante la plataforma change.org miles de personas han hecho sentir su repudio y piden al Gobierno anular el acuerdo de la junta directiva de Incopesca, que pretende dar nuevas licencias de pesca de arrastre.

También quiere archivar el proyecto de pesca de camarón y que se busque formas alternativas de producción para el sector camaronero.

La pesca de arrastre afecta el ecosistema marino. Foto: Archivo.
La pesca de arrastre afecta el ecosistema marino. Foto: Archivo.

"El Poder Ejecutivo ha venido promoviendo, infructuosamente, un proyecto de Ley para reactivar la pesca de arrastre, cuyo futuro recaerá aparentemente, en manos de los diputados", dijo Haydée Rodríguez, gerente de Incidencia Política de Fundación MarViva, la organización que lanzó la plataforma donde ha reunido más de 50 mil firmas.

Según la organización, la pesca de arrastre afecta directamente a 15 mil familias de pescadores artesanales. Además, en el 2013 la Sala IV determinó que esa práctica lesiona el derecho a un ambiente sano y equilibrado y destruye los fondos marinos.