Eduardo Vega.14 agosto

Al Colegio Técnico Profesional de San Rafael de Alajuela le cortaron la luz por falta de pago y por eso los 583 alumnos que estudian ahí están sin clases desde el pasado martes 13 de agosto.

Las nuevas instalaciones de este CTP están a cachete y preciosas, pero el problema es que mantenerlas cuesta un ojo de la cara en comparación al viejo edificio, por eso el presupuesto que giraron para el 2018 no alcanza para el 2019.

En el CTP de San Rafael de Alajuela hay 470 alumnos en el horario diurno y 160 el nocturno; hay 60 personas entre personal docente y administrativo. Cortesía.
En el CTP de San Rafael de Alajuela hay 470 alumnos en el horario diurno y 160 el nocturno; hay 60 personas entre personal docente y administrativo. Cortesía.

Don Raúl Cabezas, el director del centro educativo, explica que desde que las clases iniciaron, el pasado 11 de febrero, empezaron a buscar soluciones de platica porque el año pasado en el viejo colegio (no hubo remodelación ni ampliación, sino la construcción de un nuevo centro educativo), había 200 estudiantes.

“Este nuevo colegio tiene una capacidad para 864 alumnos, vamos por 583, poco a poco se irá llenando. El problema que tenemos es que aquí todo es nuevo y más grande, pero nos aprobaron el mismo presupuesto del año pasado.

“Son diez mil metros de instalaciones y cinco mil metros de zonas verdes, hay ocho aulas académicas, seis de inglés, tres para contabilidad, siete laboratorios de cómputo, cinco aulas de artes industriales, dos salas para video conferencias, un salón de música, un comedor y un gimnasio. Hablamos de un colegio grande y eso significa más gastos”, explica don Raúl.

Hay un sistema contra incendios que funciona con un motor parecido al de un chapulín y eso significa gasto en diésel porque hay que ponerla a funcionar todos los lunes de 6 a. m. a 6:30 a. m..

Hay planta eléctrica, bombas de agua y planta de tratamiento, el agua potable llega a dos tanques y se bombean de ahí con presión a todo el colegio y eso también requiere diésel.

Como en esa zona (San Rafael de Alajuela) no hay alcantarillado municipal, las aguas residuales son tratadas y luego se bombean a las zonas verdes, eso también es plata.

Se invirtieron aproximadamente tres mil quinientos millones de colones y se duró un año construyéndolo. Cortesía.
Se invirtieron aproximadamente tres mil quinientos millones de colones y se duró un año construyéndolo. Cortesía.

“Nosotros pasamos de pagar 250 mil colones al mes en luz, en el 2018, a pagar 1.250.000 colones y como 100 mil colones de agua, además, pagamos 250 mil colones al mes en vigilancia nocturna. Se le tiene que agregar la chapeada mensual de los 5 mil metros de zona verde, eso son otros 200 mil colones. Nosotros para poder cubrir gastos necesitamos un presupuesto mensual de dos millones y medio de colones y el presupuesto actual no llega ni a millón y medio”, reconoció el director.

¿Por qué les dejaron el mismo presupuesto?

"Porque dicen en el Ministerio de Educación Pública (MEP) que tenemos reportada la misma matrícula del 2018, algo que nos parece demasiado extraño porque ahora hay sistemas digitales muy avanzados y mes a mes reportamos la planilla. Que nos visiten cuando quieran para que comprueben”, respondió el funcionario.

La muni de Alajuela está metiendo el hombro y aprobó cinco millones de colones para ver si se logra que el próximo lunes vuelvan los muchachitos a clases.

Mauricio Cubero, jefe del departamento de Desarrollo Organizacional del MEP confirmó que ya están realizando los ajustes (en lo económico) que se necesitan para que el cole siga trabajando con normalidad.