Rocío Sandí.24 septiembre, 2020

Estar internado en el hospital no fue un impedimento para que Juan Rafael Rodríguez Cambronero celebrara su cumpleaños número 81 como los grandes.

Este miércoles 23 de setiembre los trabajadores del hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, sorprendieron al adulto mayor cantándole las mañanitas.

Hasta un queque le llevaron a don Juan para cantarle cumpleaños. Foto: CCSS.
Hasta un queque le llevaron a don Juan para cantarle cumpleaños. Foto: CCSS.

No faltaron las felicitaciones y los chistes, incluso uno de los trabajadores le preguntó a don Juan qué quería de regalo de cumpleaños.

“Dios los bendiga a todos; desearía una deliciosa olla de carne con buen caldo, buena verdura y un arrocito blanco” dijo el paciente del servicio de Cirugía.

Las palabras del vecino de Sabalito de Coto Brus hicieron eco por todo el hospital y de inmediato el personal médico y de enfermería corrió por todo San Isidro para buscar la olla de carne y un queque para complacer a don Juan.

Cuando llegó la hora de almuerzo el viejito no podía creer lo que veía, en su mesita había una taza con una olla de carne deliciosa y nutritiva. Tenía verduritas como papa, yuca, camote y por supuesto un buen pedazo de carne, además el caldo y el arrocito blanco que pidió el cumpleañero. De postre compartieron el quequito que estaba delicioso.

El abuelito agradeció la deliciosa olla de carne que le llevaron. Foto: CCSS.
El abuelito agradeció la deliciosa olla de carne que le llevaron. Foto: CCSS.

“Me siento feliz y agradecido con Dios y la vida por estar conmigo en estos momentos tan difíciles. Yo no sabía que tenía otra familia tan grande y que lo quisiera tanto a uno, ya me enteré que el doctor Peña fue el que me trajo este gran queque. Gracias, que Dios les dé mucha salud para que nos sigan chineando a nosotros los enfermos” dijo don Juan muy agradecido.

“Ver a don Juan con lágrimas nos motiva de manera extra”, José Vargas Carvajal, asistente de enfermería.
Muchos chineos

La doctora Marjorie Valverde Esquivel, directora de Enfermería del centro médico, dijo que ellos siempre tratar de darle a los pacientes una atención excelente.

“Siempre que los enfermeros, auxiliares y asistentes se enteran que hay un cumpleañero sacan el tiempo para chinearlo. El acercamiento con el paciente y su familia para mí es fundamental en la atención”, expresó.

Por su parte el asistente de enfermería, Óscar Matamoros, dijo que ellos notaron que el paciente estaba muy sentimental porque se acercaba su cumpleaños y lo pasaría lejos de su familia.

Todo el personal de cuidó bastante cuando llegó a felicitar al adulto mayor. Foto: CCSS.
Todo el personal de cuidó bastante cuando llegó a felicitar al adulto mayor. Foto: CCSS.

“Fue un sentimiento muy bonito porque él estaba consciente de su cumpleaños y su rostro reflejaba tristeza. Le hicimos saber que no estaba sólo, que nos tenía a nosotros, su familia Caja. Estas vivencias nos llenan y nos comprometen a seguir ofreciendo atenciones más solidarias, comprometidas y con valores agregados”, dijo Matamoros.

Don Juan es papá de siete hijos, tiene trece nietos y dos bisnietos. El personal de enfermería también contactó a los familiares del adulto mayor e hicieron videollamadas para que la felicidad fuera más plena.

Jessica y Maribel Rodríguez Espinoza, hijas del paciente, le dieron las gracias al personal del hospital por cada detalle. Ellas dijeron que sabe que en el hospital se viven momentos duros por la pandemia, pero aún así se han preocupado por hacer sentir bien al viejito y eso significa mucho para ellas y toda la familia.

14 días de internado cumplió este jueves don Juan