Bryan Castillo.9 junio, 2019
Los productores botaron 30 mil kilos este sábado en Alajuela. Foto: Camilo Rodríguez.
Los productores botaron 30 mil kilos este sábado en Alajuela. Foto: Camilo Rodríguez.

Algunos productores de tomate en Alajuela botaron cerca de 30 mil kilos de este fruto.

¿La razón? Ninguna de las grandes empresas se los quiere comprar, según ellos, porque el Gobierno prefirió adquirir tomates de México.

Henry Ramírez es uno de los agricultores afectados y este sábado, junto a otros tomateros, fueron a una finca privada en El Coco de Alajuela a botar los 30 mil kilos.

“Si alguien va al supermercado se va a encontrar el kilo de tomate a ¢1.200, pero a nosotros nos lo están pagando a ¢200”. Henry Ramírez, productor.

De acuerdo con él, los grandes compradores están cometiendo injusticias con ellos.

“Hay un problema: los comerciantes nos han venido incomodando pero ellos se han llenado los bolsillos porque para nadie es un secreto que si alguien va al supermercado se va a encontrar el kilo de tomate a mil doscientos, pero a nosotros nos lo están pagando a doscientos y ni así (muchos) no los quieren comprar”, detalló.

De acuerdo con Ramírez, el valor indicado para ellos no perder es de ¢600 por kilo.

“Para mí es mejor botarlo que llevarlo para que me humillen y también porque voy a gastar en combustible y en peones”, agregó.

Martín González, presidente de la Corporación Hortícola Nacional, denunció que este problema lleva meses y que aún no han recibido respuesta por parte del Ministerio de Agricultura.

“Es una situación terrible donde lo hemos dicho en infinidad de veces, el agricultor tiene que regalar o botar el producto mientras que al consumidor, gracias a las importaciones y temas que manejan las empresas transnacionales, le siguen cobrando sobreprecios”, mencionó.

González aseguró que si siguen así están destinados a desaparecer por lo que le piden al gobierno tomar medidas urgentes para que eso no ocurra.