Por: Shirley Sandí.   15 mayo

El asesor legislativo Giancarlo Casasola, el mismo que fue agredido por el diputado liberacionista David Gourzong por un mensaje enviado a un chat, también fue cachado por el alcalde de Moravia, Roberto Zoch, con un perfil falso de Facebook abierto en su computadora personal.

El alcalde le tomó una foto a la computadora de Casasola donde se ve la opción de abrir el perfil falso.

Desde ese perfil falso que se llamaba “Julio Mora”, Zoch y su administración recibían constantes ataques. Recordemos que Zoch es del Partido Somos Moravia y Casasola de Liberación.

El alcalde nos habló sobre este asunto.

-¿Usted interpuso una denuncia sobre este perfil falso?

No interpuse más que la denuncia social, que fue justo para los días de campaña de elección de alcaldes (Zoch estaba buscando la reelección) y estaba con muchas cosas encima.

Giancarlo Casasola, asesor y jefe de despacho de Gustavo Viales.

-¿Qué salía de ese perfil falso?

Ponía casi que todos días cosas en contra de la administración municipal, en contra mía como alcalde, tenía conversaciones acaloradas en redes sociales de formas ofensivas. Ya después, cuando pude ver el perfil en la computadora del presidente del concejo (Casasola fungía en ese puesto en ese momento), se lo hice saber para que después no dijera que era mentira.

Esa misma noche no solo se borró el perfil sino todos los comentarios que había realizado. Yo saqué capturas de algunos de esos comentarios.

Sin embargo, se cerró ese y se abrieron muchos perfiles falsos más. No podría asegurar que son de él.

-¿Qué respuesta le dio Casasola cuando lo enfrentó por ese tema?

Me envió un WhatsApp de disculpa, diciendo que a él le habían prestado ese perfil para meterse a ver unas cosas que él no podía ver en algunas páginas del cantón porque estaba bloqueado.

Pero ese no era el primer encontronazo que teníamos, él ha sido una persona conflictiva en el cantón. La relación de nosotros no ha sido productiva, no ha sido de colaboración con el cantón, realmente Casasola ha tenido un rol de liderazgo de la oposición en Moravia de una forma no conciliadora, sino agresiva.

Uno de los pantallazos donde se ve el perfil falso atacando a Zoch.

-¿Cuál fue su reacción cuando se enteró de lo que había pasado en la Asamblea Legislativa entre Casasola y el diputado Gourzong?

Realmente a mí me da mucho pesar que él no ha salido de un problema y ya se está metiendo en otro. Que él, que es autoridad de nuestro cantón, esté figurando de esta forma. Obviamente no celebro la violencia física, para nada, pero sí considero que Giancarlo es una persona que constantemente se ha visto en el ojo público y no necesariamente por cosas positivas.

-¿Qué trabas ha interpuesto Casasola y la oposición en el concejo municipal?

Una de las tácticas que han utilizado es supersaturar el aparato administrativo solicitando todo tipo de información. Así que nos hemos dedicado mucho a responder y defendernos y no tanto a trabajar de forma ágil y efectiva. Se debe fiscalizar, pero se sobrepasan agotando al personal administrativo.

Casasola se opuso en algunas fases de la compra del terreno para la construcción de un nuevo edificio municipal y a que los moravianos tuviéramos una aplicación para conocer los tiempos de los camiones recolectores de basura. Sobre la piscina municipal, un proyecto de 500 millones de colones, solo aprobaron 170 millones, el hueco de la piscina, y ahora estamos en apuros viendo cómo conseguimos el resto.

Roberto Zoch, alcalde de Moravia. Foto: Melissa Fernández.
Prestado

Consultado Casasola, aseguró primero que es un caso viejo, de noviembre del 2019.

“La explicación la conoce el alcalde Zoch perfectamente. A mí un tercero me facilitó la clave de acceso a un perfil porque era a mí a quien estaban atacando en redes sociales y me facilitaron ese acceso para que en las páginas donde se hablaba de mí (en las que yo estaba bloqueado) pudiera ver qué era lo que se hablaba.

“Yo jamás utilicé ese perfil para hacerle daño a nadie. Me lo facilitaron para que yo viera en las páginas donde estaba bloqueado qué se decía de mí. Zoch, a pesar de que sabía cómo ocurrió la situación porque se la expliqué personalmente (y tengo los mensajes donde me dijo que no me preocupara) a pocos días de la elección municipal lo sacó como si fuera algo nuevo para hacerme daño políticamente”, aseguró el asesor parlamentario.

“Evidentemente el alcalde va a decir que soy alguien problemático. Yo no soy un regidor que hace lo que a él le da la gana. O que se somete a sus decisiones. A mí me eligieron para ser un regidor responsable, estudioso y analítico. No para ser un regidor sumiso ni mucho menos complaciente de todo lo que su oficina pretende”, dijo Casasola.

Finalmente sugirió que habláramos con alguno de sus exjefes para conocer cómo trabaja y no con sus enemigos políticos.

Uno de sus exjefes, el liberacionista Fabio Molina, dijo que Casasola es una persona de buenos modales, cortés e inteligente.

Juan Pablo Hernández, exalcalde liberacionista de Moravia, dijo que Giancarlo es un funcionario público ejemplar, brillante, eficiente y muy humano y que su talento le permite hacer el trabajo que hacen 100 personas.

Esta fue la explicación que le dio Casasola a Zoch.