Bella Flor Calderón.21 mayo, 2018
Un bajo número de votantes le salvó el brete al alcalde de Paraíso. Fotografía: José Díaz/Agencia Ojo por Ojo
Un bajo número de votantes le salvó el brete al alcalde de Paraíso. Fotografía: José Díaz/Agencia Ojo por Ojo

Los vecinos molestos no lograron su objetivo de sacar de la Municipalidad de Paraíso al alcalde Marvin Solano, debido a que más de 37 mil personas que no votaron en el plebiscito.

El Tribunal Supremo de Elecciones autorizó realizar la consulta popular que fue financiada con ¢20 millones que salieron de la alcaldía, para que los 46.754 votantes inscritos en el cantón cartaginés decidieran el futuro de Marvin Solano.

Sin embargo, el conteo hecho el domingo solo registró 9.077 votos, de los cuales 5.591 votaron a favor de quitar los credenciales a Solano, mientras que 3.435 votaron que no.

Esa participación no alcanzó el mínimo que establece el Código Municipal, lo que le salvó el brete a Solano, porque no se llegó a las dos terceras partes del total de votos, es decir, eran necesarios más de 6.050 votos con el Sí para sacarlo.

El resultado final aún estaba en duda al cierre de esta edición, porque en tres juntas guardaron la hoja con ese dato dentro de la tula, así que falta revisar la cantidad de votos de dos distrito de Llanos de Santa Lucía y otra del Liceo de Paraíso.

Cada junta receptora abierta el domingo podía recibir en promedio 600 votos.

Allan Román, miembro de la comisión del Sí, confirmó que este lunes en la tarde se empezó con el conteo manual y se espera que los resultados finales estén listos el miércoles, pero no anticipan un cambio significativo que permita llegar al mínimo requerido.

"A la 1 de la tarde (de este lunes) comenzó el escrutinio oficial y el definitivo, pero los números se mantienen como ayer (domingo)", aseguró Román

El artículo 19 del Código Municipal dicta: “Los votos necesarios para destituir al alcalde municipal, deberán sumar al menos dos tercios de los emitidos en el plebiscito, el cual no podrá ser inferior al diez por ciento (10%) del total de los electores inscritos en el cantón”.

El movimiento para pedir la salida de Solano se debe a denuncias hechas en su contra por contratos privados que están bajo investigación en el Ministerio Público.

Alcalde relajado.

Pese a que no hay un resultado final oficial, Marvin Solano ya canta victoria y hasta se atreve a decir que este resultado demuestra que se hizo justicia y que la gente que no llegó a votar es porque reconoce su trabajo.

"El resultado yo lo esperaba, porque se trabajó fuerte en las comunidades, es un proceso que a uno le corresponde enfrentar, porque es uno contra todo el electorado", aseguró Solano.

También aprovechó para "agradecer" a los que no votaron, porque él considera que fue porque estaban contentos con su trabajo.

Marvin Solano aseguró que las acusaciones están en manos del Ministerio Público y que él solo se dedicará a trabajar. Fotografía: José Díaz/Agencia Ojo por Ojo
Marvin Solano aseguró que las acusaciones están en manos del Ministerio Público y que él solo se dedicará a trabajar. Fotografía: José Díaz/Agencia Ojo por Ojo

El alcalde denunció que este proceso solo retrasó los proyectos de la municipalidad y que generó un gasto de ¢80 millones entre los costos de la votación, los ¢45 millones que se dejaron de percibir por las multas que no hizo la Policía de Tránsito Municipal y los salarios de estos oficiales que estuvieron suspendidos sin goce de salario, mientras se arreglaban las disputas por la creación de este cuerpo policial durante siete meses

Además, confirmó que a pesar de las críticas y las investigaciones, seguirá trabajando y no descarta volverse a tirarse para dirigir la alcaldía.