Shirley Sandí.6 agosto, 2020

Los alcaldes de Tibás, Moravia, Goicoechea y Coronado alzaron su voz solicitándole al Ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Emergencias que permita reactivar el comercio en esas zonas de una forma “segura y sostenible” y que se puedan abrir los negocios el Día de la Madre.

Los alcaldes piden que se puedan abrir los negocios el Día de la Madre. Fotografía José Cordero
Los alcaldes piden que se puedan abrir los negocios el Día de la Madre. Fotografía José Cordero

“Ya muchos comercios están cerrando operaciones en nuestros cantones, dejando a su vez muchas personas sin trabajo y en condiciones aún más desfavorables para atender la emergencia, en donde algunos ya no pueden ni comprar los implementos de aseo y limpieza mínimos para mantener las precauciones sanitarias para poder operar”, aseguran en una carta firmada por Carlos Cascante, Roberto Zoch, Rafael Ángel Vargas y Rolando Méndez.

Los alcaldes aseguran que por ser gobierno locales y estar más cerca de la gente, han notado cómo la crisis no solo traído consigo el deterioro económico de habitantes y comercio, sino también el aumento en la inseguridad, la falta de provisión de alimentos en muchas familias y el incremento acelerado de la atención psicológica que deben proporcionar desde los municipios.

“Por esto es que proponemos mantener medidas sanitarias rigurosas tanto en los habitantes, como en los comercios y que con el acompañamiento de la fiscalización municipal que podamos hacer desde nuestros gobiernos municipales se puedan cumplir estas medidas; para lo que ponemos a disposición a nuestros inspectores de patentes, policías municipales, oficiales de tránsito, o cualquier otro recursos que podamos disponer desde nuestras instituciones”, dice la carta.

Abrir más días y más horas

Los alcaldes piden que la fase de apertura propuesta por el Gobierno para agosto se amplíe hasta el sábado 15 de agosto para poder abrir el Día de la Madre y que la fase de cierre comience a regir desde el domingo 16 de agosto hasta el 27 de agosto con el fin de mantener los 12 días necesarios para la detección de síntomas y posibles casos positivos en nuestros cantones.

También solicitan que el horario de las restricciones vehiculares en sus cantones se amplíe hasta las 8:30 p.m. en las fases de apertura de lunes a viernes, con el fin de que los restaurantes, sodas y otros comercios puedan operar en horarios posteriores a las jornadas laborales.

“Para esto mantendremos en conjunto con las fuerzas policiales del cantón los controles rigurosos de los comercios para que mantengan aforo al 50% de la capacidad y cumplan con todas las medidas sanitarias que ha establecido el Ministerio de Salud”, indicaron.

Los alcaldes esperan una respuesta pronta a sus peticiones.

Sus homólogos de Santa Ana, Escazú y Mora también hicieron peticiones similares de más apertura comercial.