Eduardo Vega.24 febrero

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos obliga a las empresas que dan servicio de agua a no cobrarle de inmediato el recibo a una persona a quien le llegó el doble de lo que pagaba.

Esto evitaría que los abonados deban pagar primero y que, ya luego, la empresa investigue si hubo algún error en la facturación, que es lo que ocurría.

La decisión de Aresep se da porque ha habido 299 quejas este año porque los recibos llegan por las nubes y nada lo justifica.

Si su recibo de agua le llega al doble del monto que paga normalmente, no tiene que pagarlo de inmediato. Archivo.
Si su recibo de agua le llega al doble del monto que paga normalmente, no tiene que pagarlo de inmediato. Archivo.

Aresep regula la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento y desde que comenzó la pandemia fiscaliza estos servicios.

Por eso ordenó que en los casos en los que se reporte un incremento del 100% en el consumo promedio normal, el operador (o sea, la empresa que da el agua) no debe cobrar hasta que analice, verifique que ha pasado y --si todo está en regla-- valide el monto cobrado.

La idea es evitar dar por buenos errores de estimación de consumo o mediciones equivocadas, que es lo que mucha gente reclama.

Cuentas claras

El intendente de Agua, Marco Vinicio Cordero, ordenó a las empresas: “No se deben meter en la facturación del mes actual, montos pendientes de meses anteriores. Lo correcto es que se emitan las facturas de periodo anteriores separadas para evitar un cargo por impuesto que no corresponde”.

Además, el intendente ordena que se debe facturar únicamente la cantidad de días del mes calendario respectivo ya que añadir o quitar días expone a la población al pago del impuesto al valor agregado sin que necesariamente se haya dado un consumo más alto porque lo cobrado podría estar basado en un zafis de la empresa,

También ordena devolver los montos del impuesto al valor agregado cobrados de más por error.