Redacción .23 enero

El inicio del curso lectivo está a la vuelta de la esquina para miles de estudiantes, el próximo 8 de febrero entran las clases y como este año serán mixtas: entre presencial y virtual, es muy importante conocer cuáles son las pautas a seguir con las busetas que trasladarán a sus hijos.

Durante los periodos de espera los conductores deberán permanecer con la mascarilla puesta. Foto: Cortesía
Durante los periodos de espera los conductores deberán permanecer con la mascarilla puesta. Foto: Cortesía

Para ello el Ministerio de Educación Pública (MEP), en conjunto con el de Salud y el Consejo de Transporte Público (CTP), prepararon el protocolo que deberán aplicar los transportistas y estudiantes durante sus viajes a los centros educativos y regreso a la casa en tiempos de pandemia.

Las normas no son negociables, todos, sin excepción, deberán cumplirlas, recordemos que de eso dependerá que se eviten los contagios entre los niños y sus familias y aplica tanto para escuelas y colegios públicos como privados.

Según el protocolo, las unidades de transporte escolar podrán viajar al 100% de su capacidad con todos los menores sentados.

Todos deben andar con la mascarilla puesta desde que están haciendo la fila, tanto los niños como el conductor y sus ayudantes. No importa si está estacionado o solo esperando que salgan los niños de clases, no se la puede quitar.

Además, el chofer deberá asegurarse de que la anden bien puesta antes de subir al autobús y durante todo el viaje. Los únicos que podrán andar sin ella son los menores de tres años.

Los niños tampoco podrán ir conversando entre ellos durante el recorrido, aunque anden con la mascarilla puesta.

Siempre se debe utilizar los protocolos de tos y estornudo cubriendo la boca con el antebrazo y saludar sin dar la mano, abrazo o beso, es decir, sin ningún tipo de contacto físico.

Choferes satisfechos

Para Sileni Leitón, representante de la Asociación Nacional de Mujeres Transportistas, el protocolo es una excelente noticia porque les permite trabajar con el 100% de la capacidad.

“Los protocolos de desinfección no solo sirven para cuidar a los niños sino a nosotros mismos y nuestras familias. Aunque no lo hubieran establecido, yo pensaba desinfectar la unidad todos los días”, agregó la transportista.

Dependiendo del momento del viaje hay reglas específicas:

Antes de ingresar a la escuela los estudiante deberán lavarse las manos. Foto: Cortesía
Antes de ingresar a la escuela los estudiante deberán lavarse las manos. Foto: Cortesía
Antes del viaje
  • El conductor y sus ayudantes deben conocer el protocolo de lavado de manos y decírselo a las familias de sus clientes para velar entre todos por el cumplimiento adecuado.
  • Capacitar al personal para recordar no tocarse la cara.
  • Cada buseta debe tener alcohol en gel con una composición entre 60 y 70 grados disponible para los operadores como para los estudiantes que no anden el suyo.
  • Los niños deberán mantener la distancia física entre ellos al entrar al vehículo.
  • El chofer y los ayudantes deben lavarse las manos con agua y jabón antes de empezar el recorrido.
  • Los buses o microbuses deben limpiarlas por dentro al inicio y al final de cada jornada de trabajo, en especial en las manijas, el volante, el tablero, los botones, los controles, las marchas, perillas de las ventanas, ventanas laterales (el vidrio) y espejos.
  • Pegar los carteles informativos en un lugar visible para los estudiantes con las medidas que deben cumplir en el recorrido.
Durante el viaje
  • Nadie debe viajar de pie
  • Se prohíbe comer dentro de la buseta y compartir artículos de uso personal con otros estudiantes.
  • Los niños no podrán cambiarse de asiento una vez dentro de la unidad y siempre deben respetar el distanciamiento.
  • No pueden compartir el celular, los dispositivos electrónicos o juguetes entre ellos.
  • Evitar hacer actividades que impliquen contacto físico durante el viaje.
  • Si no está lloviendo deben viajar con las ventanas abiertas para que se ventile naturalmente el vehículo.
  • Usar el aire acondicionado al mínimo y si lo hace no ponerlo a recircular, sino con recambio de aire.
Después del recorrido
  • Cuando se vayan a bajar de la buseta al llegar a la escuela o colegio, deben hacerlo ordenadamente, en fila manteniendo la distancia de 1,8 metros entre cada estudiante y esperar que el educador le diga que ya puede entrar a la escuela para evitar molotes en la puerta.
  • Antes de entrar al centro educativo deben lavarse las manos en el lavatorio dispuesto para ello. Esta estación de lavado debe tener jabón, desinfectante y toallas desechables.
  • Además las personas que necesiten de bastón, andadera, muletas, silla de ruedas, coches u otro apoyo, deben desinfectarlos ahí mismo.