Bryan Castillo.12 septiembre
La ley pretende ayudar a los jóvenes a obtener experiencia. Foto: Josué Bravo.
La ley pretende ayudar a los jóvenes a obtener experiencia. Foto: Josué Bravo.

La Educación Dual será implementada en el país a partir del curso lectivo del 2020, luego de que este jueves el presidente de la República, Carlos Alvarado, firmara la ley que regula este modelo educativo.

Este sistema le permitirá a los estudiantes de 15 años o más, de colegios públicos y privados que impartan educación técnica, universidades, centros de formación parauniversitaria y el INA, formarse tanto en las aulas como en una empresa en donde obtendrán experiencia que les facilitará su inserción al mercado laboral.

La iniciativa es opcional, es decir, si un colegial no quiere ser tomado en cuenta, no está obligado a hacerlo. En caso de que sí quiera, el trámite lo deberá realizar en su colegio.

Este tiempo no será pagado, sino que más bien es parte del programa que el estudiante aceptó al inscribirse en el programa, que se extenderá por un máximo de mil horas que deberá cumplir durante el tiempo que esté estudiando.

Por ejemplo, si un muchacho cursa la especialidad de mecánica, tendrá que administrar su tiempo, invirtiéndolo en horas de estudio en el centro educativo y otras las tendrá que dejar en una empresa avalada por el Gobierno, donde se desenvolverá.

“Este nuevo método lo que le permitirá al estudiante es enfrentarse a la realidad para que sepa cómo es la vida real al momento de entrar a laborar en una empresa”. Wagner Jiménez, diputado.

Wagner Jiménez, diputado de Liberación Nacional fue quien impulsó la idea, él explicó que todavía hace falta el reglamento que regirá este método.

En los lineamientos, se indicará cuántas horas por semana o por mes cumplirá la persona en la compañía, además de sus derechos y obligaciones.

Lo que sí está estipulado es que la empresa está obligada a pagarle un seguro a través del Instituto Nacional de Seguros (INS) en caso de que el colegial sufra un accidente.

Jiménez agregó que los jóvenes también podrán optar por una beca, con un tope máximo de ¢120.000 por mes, que podrá ser utilizada para transporte, alimentación y las demás necesidades que aparezcan, esta será otorgada por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

“Este nuevo método lo que le permitirá al estudiante es enfrentarse a la realidad para que sepa cómo es la vida real al momento de entrar a laborar una empresa. El problema que muchos jóvenes se han encontrado es que no tienen experiencia y con esta idea lo que se pretende es que la consigan”, comentó.

Otro punto que contempla la ley es que las empresas deberán asignar a un tutor que respalde el trabajo de los estudiantes, además los docentes a cargo de las especialidades tendrán que visitar el lugar donde se están desempeñando para evaluar el desempeño.

Al término del periodo, la empresa le entregará un certificado al colegial que respaldará el trabajo que hizo con ellos. Ese documento también servirá como un respaldo de experiencia que podrá ser incluido en el currículo.