Bryan Castillo.13 marzo
Aviones como este son los que están prohibidos en varios países. Foto: AP.
Aviones como este son los que están prohibidos en varios países. Foto: AP.

Los aviones Boeing 737-8 y 737-9 de la serie MAX ya no podrán entrar a Costa Rica, una medida que se tomó luego de que en el último semestre ocurrieran dos accidentes mortales con este tipo de aeronaves.

El primero de ellos fue en octubre del 2018, cuando uno de estos se precipitó en Indonesia 13 minutos después de despegar, en total fallecieron 189 personas.

Mientras que el más reciente ocurrió el domingo anterior en Etiopía, ahí murieron 157 pasajeros.

Guillermo Hoppe, director general de Aviación Civil, informó que la medida es momentánea y preventiva.

Esta decisión también fue adoptada por un grupo importante de países en Europa, América y Asia que frenaron la entrada de estos chunchones a sus cielos.

De acuerdo con Hoppe, antes de llegar a esta determinación hicieron varios análisis técnicos con expertos en la materia y tomaron en cuenta directrices hechas por el fabricante.

“Basados en esos acontecimientos lamentables hemos tomado esta determinación. Ayer estuvimos reunidos y nuestra misión es verificar la seguridad de los usuarios”, comentó.

“El resguardo de la vida humana es prioritario y hasta tanto no se aclaren las circunstancias de los accidentes en los que se han visto involucrados esos modelos de avión, la medida se mantendrá”, añadió.

Según los registros de Aviación Civil, las aerolíneas American Airlines, Copa y Aeroméxico, operaban vuelos con estos aviones que llegaban y salían del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en Alajuela.

Mientras que en el aeropuerto Daniel Oduber en Liberia, las aerolíneas que operaban estos pájaros de metal eran Southwest y Sunwing.

Hoppe aseguró que en este momento no hay ningún Boeing 737-8 y 737-9 de la serie MAX de este tipo en el país, ya que el último salió la mañana de este miércoles de Alajuela.

Según informó la agencia de noticias AFP, los sensores de ángulo de ataque, que son los que ayudan a que el avión se mantenga volando sin importar la intensidad de las corrientes de aire, pudo ser lo que falló, provocando que la aeronave que se estrelló en Etiopía cayera cuando en realidad lo que debía hacer era levantarse.

“El resguardo de la vida humana es prioritario y hasta tanto no se aclaren las circunstancias de los accidentes en los que se han visto involucrados esos modelos de avión, la medida se mantendrá”. Guillermo Hoppe, director general de Aviación Civil.

Debido a esos percances y la presión mundial que hay, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó este miércoles que esos aviones permanecieran en tierra.

“Emitiremos una orden de prohibición de emergencia respecto a todos los vuelos de los 737 MAX 8 y 737 MAX 9. La seguridad de los estadounidenses y de todos los pasajeros es nuestra principal prioridad", reconoció.

El primer vuelo que realizó una aeronave de estas fue en el 2017 entre Malasaia y Singapur y actualmente hay 370 aparatos en funcionamiento en todo el mundo.

Mide 39,52 metros de largo, 12,3 de alto y su capacidad es de entre 162 y 230 ocupantes.