Shirley Vásquez.14 septiembre
Los vecinos de la Independencia salieron a festejar. Foto: Shirley Vásquez.
Los vecinos de la Independencia salieron a festejar. Foto: Shirley Vásquez.

Desde hace 21 años los vecinos del barrio La Independencia, en Brasil de Alajuela, se tiran a la calle a celebrar su fiesta.

Este 14 de setiembre los lugareños no se quedaron atrás y fue así como adornaron sus casas con símbolos patrios.

Al ser las 6 de la tarde, un fuerte aguacero se ciñó con la comunidad, sin embargo, eso no fue problema para que la banda del colegio Gregorio José Ramírez entonara el Himno Nacional.

Eso sí, los presentes tuvieron que meterse a las casas para no mojarse mientras escuchaban las letras patrias.

Luego de eso, la lluvia desapareció y llegó el momento que todos esperaban, el tradicional desfile de faroles que se extendió por 800 metros y donde participaron niños acompañados por sus padres.

Todo tranquilo
El presidente Carlos Alvarado realizó su discurso de independencia en Cartago con normalidad, sin embargo, hubo un grupo que llegó con mantas con mensajes a favor de la huelga y en contra de la evasión fiscal. Ayudó con esta información la corresponsal Keyna Calderón.
Así recibieron a Carlos Alvarado en Cartago. Foto: Keyna Calderón.
Así recibieron a Carlos Alvarado en Cartago. Foto: Keyna Calderón.

El organizador de esta celebración fue Hugo Rodríguez Madrigal, quien en 1998 tuvo la la brillante idea de crear estos festejos.

Don Hugo estaba tan ocupado poniendo música y viendo que todo saliera bien que no nos pudo atender, pero sí lo hizo su esposa, Luz Mélida Jiménez, quien se mostró complacida, pues cada vez son más las personas que acuden a este llamado, incluso dijo que llegan vecinos de otros lugares de la provincia manuda.

“Para mí esto es muy importante, porque nosotros fuimos de las primeras personas que vivimos aquí, es muy bonito saber que a la gente le gusta mucho, esperamos que más gente siga viniendo”, detalló.

Stephanie Murillo, quien participó del desfile con sus hijas Tiffany y Brianna Corella, reconoció que este tipo de actividades son importantes para que festejos como este se mantengan.

“Es algo muy lindo para los niños, pero en un tiempo ellos serán los responsables de mantener viva esta tradición”, comentó.