Fernando Gutiérrez.2 enero

El sacerdote Miguel Adrián Rivera Salazar es el nuevo rector y párroco de la basílica de Los Ángeles en Cartago. Así lo decidió el obispo de la diócesis brumosa, Mario Enrique Quirós Quirós.

El padre Miguel tendrá la gran responsabilidad de cuidar a la Negrita. Foto: suministrada por Fernando Gutiérrez
El padre Miguel tendrá la gran responsabilidad de cuidar a la Negrita. Foto: suministrada por Fernando Gutiérrez

Rivera, nativo de Oreamuno, reemplazará al padre Francisco Arias Salguero, quien durante ocho años fungió como rector de la casa de la Patrona de Costa Rica.

El sacerdote, de 46 años, comparte mes de celebración con la Virgencita, pues nació el 28 de agosto, así que este 2021, además de las carreras propias de las actividades de preparación para la tradicional Romería, el 2 de agosto, si las condiciones sanitarias lo permiten, cerrará con su cumpleaños, antes de que la Negrita regrese a su casa nuevamente en setiembre, en la pasada.

Incluso, ese mes tiene otra motivación para él, pues en el 2013 fue el responsable de oficiar la misa por los 40 años de matrimonio de sus padres Miguel Rivera y Nuria Salazar, quienes para entonces recibieron la bendición papal de parte del padre Francisco.

La noticia de su designación la toma con mucho agradecimiento con Dios por la confianza en su ministerio sacerdotal, pero a la vez con un temor reverencial por lo que significa estar al frente de un santuario nacional.

“Con la confianza de que Dios y la Virgen Santísima me ayudarán a sacar con bien la misión que se me ha encomendado”, dijo brevemente el sacerdote, minutos antes de entrar a dar la misa de las 4:30 en la iglesia San Esteban de El Carmen de Cartago, donde servirá hasta el 30 de enero cuando asuma el nuevo cargo.

El padre Rivera fue ordenado el 19 de febrero del 2007 por el monseñor José Francisco Ulloa, hoy obispo emérito de Cartago.

La vocación de servicio siempre ha estado presente en Miguel Adrián, quien estuvo estudiando medicina en la Universidad de Costa Rica y a poquito de terminar, cuando estaba realizando el internado, decidió que no era como médico que le serviría a los demás, y empezó sus estudios religiosos.

Arias será ahora el párroco de la iglesia María Auxiliadora, en el barrio El Molino de Cartago.

Rivera ha fungido como coordinador de la pastoral juvenil diocesana desde junio del 2010 cuando fue designado y también fue capellán del Club Sport Cartaginés, como buen brumoso.

El padre se ordenó en febrero del 2007 por Monseñor José Francisco Ulloa. Foto Jorge Castillo
El padre se ordenó en febrero del 2007 por Monseñor José Francisco Ulloa. Foto Jorge Castillo

El cambio se dará a partir del 31 de enero, según informó la Curia Diocesana de esa provincia.

Familia de religiosos

Miguel Adrián no es el único de la familia que decidió dedicar su vida a Dios y las labores de la Iglesia católica, pues su hermana Silvia Rivera Salazar se ordenó como monja clarisa y estuvo 15 años sirviendo en Madrid, España.

Actualmente la religiosa está sirviendo en el convento de hermanas Clarisas en San Carlos.