Karen Fernández.8 febrero
Muy saludable nació la bebé, pero la llevaron a revisión al hospital para asegurarse que estuviera todo bien. Foto: Cortesía
Muy saludable nació la bebé, pero la llevaron a revisión al hospital para asegurarse que estuviera todo bien. Foto: Cortesía

La vida se abrió pasó en el hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí, en Pavas.

Una hermosa bebé nació allí este miércoles a las 7:45 de la mañana en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), donde el personal médico y de enfermería puso en práctica sus conocimientos aunque no es normal que en ese hospital se atiendan partos.

Este es el tercer parto que se presenta en ese centro en los últimos treinta años, según recordó la jefa de Enfermería, Yorleny Arroyo.

“El nacimiento anterior había sido hace unos diez años (2009) y antes de eso se dio uno, veinte años atrás (1989). Fue un parto espontáneo (el de ahora) y la madre ya estaba a término. Eso generó un corre corre porque no lo esperábamos, pero sucedió”, explicó la jefa de enfermeras.

Por disposición legal, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) no pueden revelar datos de la paciente ni de la bebita, pero logramos conocer que se trata de una mujer de 32 años, que no había tenido antes hijos y que tenía poco más de una semana de estar en la Unidad de Terapia Intensiva.

“Como se trata de una madre sana, la niña nació dentro de los parámetros normales de peso y talla”, indicó la subdirectora del hospital psiquiátrico, Gloria Salazar.

Parte del personal que atendió el parto este miércoles en el hospital psiquiátrico. Foto: Cortesía
Parte del personal que atendió el parto este miércoles en el hospital psiquiátrico. Foto: Cortesía

Wendy Pérez, auxiliar de Enfermería; Faride Prendas, Sergio Moreno, Elías Jiménez y Yorleny Arroyo fueron los que participaron más activamente en el nacimiento.

“Wendy fue la que le dio la vueltita a la bebé, que nació sin problemas, y Faride fue la que estuvo ayudando a la madre en las instrucciones de cómo pujar y la respiración pese a la experiencia que ya tenía la paciente. Recibimos a la bebé e iniciamos con los primeros cuidados”, dijo Arroyo.

“Pasamos emocionados todo el día por la experiencia tan increíble que vivimos. Aunque se salió de nuestra rutina diaria estamos preparados para atenderlo (un parto) de buena manera”, agregó la jefa de enfermeras.

Otro de los que participó en el nacimiento fue Sergio Moreno, quien tiene ocho años de estar en la UCI de Mujeres y 13 en el “hospi”, pero es la primera vez que lo vive.

Sergio Moreno contó que fue una experiencia muy bonita la vivida este miércoles. Foto: Cortesía
Sergio Moreno contó que fue una experiencia muy bonita la vivida este miércoles. Foto: Cortesía

“Para nosotros es algo fuera de lo ordinario. En este hospital no se da ese tipo de cosas, fue una experiencia diferente, muy bonita y como estamos capacitados para atender diferentes tipos de situaciones, pudimos sacar la tarea, pero eso no impidió el nerviosismo y la adrenalina. Gracias a Dios todo salió muy bien”, dijo Moreno.

En dicha unidad hay unas 15 pacientes, que son las que requieren mayor cuidado mental y supervisión constante, pero no se encuentran delicadas.

Fertilidad es menor

La doctora Salazar indicó que no se sabe con exactitud hace cuánto no se daba un nacimiento en el centro médico y aclaró que es inusual que se dé ahí, pero que los embarazos en pacientes psiquiátricas son muy normales.

“En general se dice que la tasa de fertilidad en personas con enfermedades mentales graves es menor que la de la población general”, explicó.

La subdirectora del hospital añadió que el parto es una experiencia fisiológica, no una emergencia, y como el embarazo se encontraba ya en la etapa de término sabían que en cualquier momento la paciente podía iniciar las labores.

“La habíamos enviado al hospital para control y ahora, ya con el parto, como no tenemos una unidad de neonatología, la trasladamos a otro hospital para que le brindaran la atención necesaria. Era lo más prudente. Pese a que (la bebé) nació sin problemas, todo recién nacido requiere cuidados en las primeras horas”, explicó Salazar.

La unidad de terapia intensiva fue donde se encontraba la madre de la bebita. Foto: Cortesía
La unidad de terapia intensiva fue donde se encontraba la madre de la bebita. Foto: Cortesía

La doctora Salazar fue enfática: lo ocurrido es un hecho normal y la atención que tuvo la mujer en el hospital fue como que, por ejemplo, en la Carit, especializados en la atención de partos hubiesen tenido que atender una persona con un infarto.

El hospital Psiquiátrico fue fundado el 4 de mayo de 1890 y desde el 23 de abril del 2018 cerró el área de asilo pues consideran que las personas con enfermedades mentales deben estar en comunidad y qué mejor que la familia. “Cuando tienen una crisis se les recibe y se les brinda tratamiento para estabilizarlos, cuando están bien regresan a sus hogares”, explicó la subdirectora.