Nacional

Bien Sanitos: Aprenda a cocinar sus alimentos (II parte)

La nutricionista Laura Brancacci nos pasa bolados muy útiles.

Esta semana retomamos los mejores métodos para cocinar los diferentes alimentos.

Parrilla: Cocción por acción de aire caliente, el alimento es expuesto directamente al fuego, puede ser con o sin grasa. Se seca la grasa.

Asado: Cocer o dorar en la estufa o en el horno con o sin agregar grasa a una temperatura de 140° a 200°C. En pocas ocasiones se agrega grasa para la cocción. Las vitaminas sensibles al calor se destruyen parcialmente. Evitar exceder el tiempo de cocción porque las carnes pueden perder agua (deshidratarse) y cambiar sus características organolépticas como: olor, sabor, color.

Horno: Se doran los alimentos en calor seco a temperatura de 120° a 250°C. Se destruyen parcialmente las vitaminas sensibles al calor como: ácido fólico, vitamina B1 y C.

Frito: Cocer por acción de calor aplicado por medio de una materia grasa. Obtienen una costra exterior suave y un núcleo tierno y jugoso. No hay pérdida de vitaminas solubles en agua. Se pierden una cantidad mínima de vitaminas sensibles al calor. Calentar el aceite en fuego moderado, no permitir que humee, ya que el exceso de calor hará que el aceite se queme y genere sustancias tóxicas para su organismo. Para disminuir la cantidad de grasa de un alimento frito, puede usar papel absorbente.

Continuaremos la próxima semana con más consejos de cómo cocinar sus alimentos.