Laura Brancacci.10 enero, 2018

Los días de las fiestas y reuniones de la época navideña terminaron y muchas veces se acompaña de un par de libritas de más por esos excesos en la alimentación. Si es su caso, siga las siguientes recomendaciones para volver a su peso adecuado.

1. Busque una actividad o ejercicio que disfrute y hágalo al menos 3-4 veces por semana por un mínimo de 30 minutos.

Caminar al menos tres veces por semana ayuda a que los tamalitos de diciembre dejen de acomodarse en las llanticas. Archivo.
Caminar al menos tres veces por semana ayuda a que los tamalitos de diciembre dejen de acomodarse en las llanticas. Archivo.

2. Disminuya el consumo de harinas y azúcares simples. Busque las versiones integrales del pan, arroz, pastas e incluya tubérculos como camote y papa con cáscara, pero siempre cuidando las porciones.

3. Incluya ojalá de 1 a 2 tazas de vegetales crudos y 1/2 taza de vegetales cocidos tanto al almuerzo como a la cena pues le darán saciedad, le llenarán su organismo de vitaminas, minerales y fibra y contienen pocas calorías. Si usa aderezo, que sea bajo en grasa.

4. Busque los lácteos descremados y quesos bajos en grasa como cottage, Turrilba o semiduro (buscando opciones con menos grasa), ricotta, etc.

5. Consuma más pescado y pollo y limite el cerdo y la carne roja grasa. Recuerde cocinar a la plancha, al horno y a la parrilla cuando se pueda.

Al menos por un tiempito hágale la cruz a las harinas para que se ayude a bajar esas libritas de más que ganó en las fiestas de fin de año. Archivo.
Al menos por un tiempito hágale la cruz a las harinas para que se ayude a bajar esas libritas de más que ganó en las fiestas de fin de año. Archivo.

6. Si quiere postre opte por un cuadrito de chocolate oscuro o por 1/2 taza de helados bajos en grasa y azúcar o gelatina dietética.

7. No olvide hidratarse. Recuerde que muchas veces confundimos el hambre con la sed y con tomar líquido bastará para saciar nuestra necesidad de “comer algo”. Además estar bien hidratado favorecerá todos los procesos químicos dentro de su organismo: todas sus células, tejidos y órganos necesitan agua para funcionar adecuadamente!