Fernando Gutiérrez.13 abril, 2019
Los patitos ya tienen donde refrescarse. Foto Fernando Gutiérrez
Los patitos ya tienen donde refrescarse. Foto Fernando Gutiérrez

La laguna del parque de Doña Ana, en Paraíso de Cartago, se secó totalmente, por lo que los patitos que viven ahí la estaban viendo horrible.

Para rescatarlos los trabajadores del parque hicieron un hueco y lo llenaron de agua traída de otro lugar, ahora los emplumados ya tienen donde refrescarse.

José Brenes, administrador de este centro, bajo la administración del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), dijo que con la apertura del pequeño pozo, no sólo los patos llegan a bañarse, también otras especies de aves, como yiguirros.

Los que sí emigraron fueron especies, como jacanas y gallinolas porque para sobrevivir requieren que la laguna esté llena.

De momento, la laguna de Doña Ana está clausurada porque desde hace dos meses se realizan obras de remodelación y mantenimiento.

Dixia Morales, del departamento de parques de Icoder dijo que esperan el informe de la empresa constructora para fijar la fecha de reapertura dado que es un sitio muy visitado.

También es utilizada por grupos de adultos mayores, colegiales y escolares para sus diferentes actividades, entidades a las que no se les cobra la entrada, que es de mil colones.

Este no es el único parque que ha sufrido los efectos de la sequía, igual suerte han corrido el lago de La Sabana y el del parque de La Paz, aunque aún conservan un poco de agua.